24 de Septiembre de 2018

Opinión

Una opción más

Se informó que, hasta ahora, el único sitio arqueológico en México con adecuaciones similares a Uxmal es la ciudad zapoteca de Monte Albán, en Oaxaca.

Compartir en Facebook Una opción másCompartir en Twiiter Una opción más

¡Albricias! La zona arqueológica de Uxmal es la primera, como centro prehispánico de la cultura maya en el país, en disponer de nuevas rampas y andadores en su interior para facilitar a personas con alguna discapacidad su desplazamiento por los edificios y estructuras.

En un recorrido organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a reporteros de medios de comunicación locales, se informó que, hasta ahora, el único sitio arqueológico en México con adecuaciones similares a Uxmal es la ciudad zapoteca de Monte Albán, en Oaxaca.

Uxmal –ubicado en el municipio de Santa Elena, al sur de Yucatán- es la segunda zona arqueológica más visitada en Yucatán (alrededor de 350 mil turistas anuales), después de Chichén Itzá (670 mil visitantes), así que se atendieron solicitudes de visitantes y prestadores de servicios para extender a todo el sitio las rampas y andadores. En 2007 se construyó en Uxmal el primer andador para discapacitados, que va de la unidad de servicios al Templo del Adivino.

El Templo del Adivino era el único edificio al que tenían acceso visual los turistas que se desplazan en sillas de ruedas, se apoyan en bastones o son de edad avanzada, de modo que a partir de este punto se habilitó un andador para que los visitantes minusválidos puedan acceder a la explanada del Palacio del Gobernador.
Caminando por un sendero de 350 metros se evitan las escalinatas y se puede ascender en forma gradual a dicha explanada, desde donde se aprecian la Gran Pirámide, el Palomar, el Juego de Pelota, el Cuadrángulo de las Monjas y el Templo del Adivino, en la zona de Uxmal.

PRIMERA CAIDA.- En este andador no se usó concreto, sólo terracería compactada y piedras a manera de retenes para que no se deslave el material. Adicionalmente se colocaron rampas para acceder al Cuadrángulo de las Monjas, cuidando el tipo de materiales, colores y ubicación para no impactar visualmente en los edificios. La rampa principal mide 27 metros, fabricada con madera y metal, que permite evitar la escalinata frontal de piedra. Se colocó a un costado del edificio procurando un diseño y color acordes con el sitio y, al mismo tiempo, mantenerla semioculta.

SEGUNDA CAIDA.- José Huchim Herrera, director de la zona de Uxmal, explicó: “Se usó metal pero con un diseño sencillo que garantice la seguridad y que también sea desmontable. Se hicieron varias propuestas, buscando un elemento que no afecte la visual y al mismo tiempo sea seguro”. Todas las rampas son totalmente desmontables, es decir, se puede desmantelar de manera rápida y en cualquier momento, ya que toda instalación debe ser reversible.

TERCERA CAIDA.- La inversión de todos los trabajos fue de unos 300 mil pesos, mediante recursos federales del Programa de Empleo Temporal (PET) que dio empleo a 150 personas de las poblaciones de Santa Elena, San Simón, Opichén, Muna y Oxkutzcab, que ayudaron a nivelar el andador de terracería, soldaron y fabricaron la carpintería de las rampas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios