19 de Noviembre de 2018

Opinión

Uno Flota y otro se hunde

Muchos ni siquiera sospechaban que a estas alturas un hombre electo a puerta cerrada por el Congreso del Estado haya dado mejores resultados...

Compartir en Facebook Uno Flota y otro se hundeCompartir en Twiiter Uno Flota y otro se hunde

Muchos ni siquiera sospechaban que a estas alturas un hombre electo a puerta cerrada por el Congreso del Estado –elección de los diputados, al menos en teoría–  haya dado mejores resultados al final del día, al ser comparado con un alcalde con mayor convocatoria y electo contundentemente en las urnas. 

Porque Francisco Flota Medrano ha entregado modestas cuentas al frente del Concejo Municipal de Bacalar, una debutante demarcación desprendida del municipio capitalino de Othón P. Blanco a tiempo, ya que evitó la catástrofe que ha complicado la vida a su tripulación y pasajeros.

La trayectoria de Flota Medrano ha garantizado una aceptable conducción de un municipio que tiene que impulsar tantas cosas, ya que se encuentra en pañales y con todo por orientar o fortalecer, comenzando por el turismo que al detonar puede colocarlo en la ruta del crecimiento y desarrollo económico.

Pero mal haría su sucesor José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez colocando todo el producto de gallina en una canasta, ya que se debe fortalecer con mucho empuje el sector agropecuario, apoyando el surgimiento de una pequeña industria que pueda apuntalar el desarrollo de este proyecto tan prometedor, como lo es Bacalar y sus comunidades.

Logros discretos mantienen a Bacalar lejos de la órbita de los municipios que son escenario de postguerra o del paso sucesivo de huracanes de máxima categoría, como ha ocurrido en Othón P. Blanco, cuyo alcalde Carlos Mario Villanueva Tenorio de plano ya quedó desarticulado, sin peso político y moral para aparecer en escena.
En este caso, los votantes le dieron el si rotundo a su candidatura, desairando a otros perfiles mucho más capacitados, aunque con menor aceptación masiva. Lo cierto es que la simple mención del apellido Villanueva ahogó en la nostalgia a miles de capitalinos que son a estas alturas los inobjetables equivocados.

En el municipio capitalino todo está por los suelos, y el Ayuntamiento sigue con el Jesús en la boca cuando debe hacer frente a sus obligaciones de pago con su plantilla laboral, inflada al máximo en esta fallida gestión que hasta en la soledad de su celda debe descalificar el ex gobernador Mario Villanueva Madrid.

Aquí Eduardo Espinosa Abuxapqui tendrá mucho a su favor cuando tome por fin las riendas del Ayuntamiento othonense, aunque su carcacha tendrá que avanzar entre escombros y soportando los reclamos de una población que pide resultados con toda la razón del mundo y sin admitir excusas.

Abuxapqui tendrá que soportar el fardo de una anti administración que lanzó todo por la borda, erosionando la aceptación que conservaban algunos funcionarios municipales de la comarca, quienes abandonan sus posiciones desgastados ante la opinión pública.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios