22 de Mayo de 2018

Opinión

Uxmal, accesible para visitantes con capacidades diferentes

Hay que sudar la gota gorda para conducir una silla de ruedas hasta la Gran Plataforma y mucho más llegar Cuadrángulo de las Monjas, en Uxmal.

Compartir en Facebook Uxmal, accesible para visitantes  con capacidades diferentesCompartir en Twiiter Uxmal, accesible para visitantes  con capacidades diferentes

Hace algunos meses atendía la solicitud que hizo en tono amable un grupo de guías de turistas en Uxmal. 

Su argumento era justo, ya que no se había pensado en implementar alguna infraestructura para las personas con capacidades diferentes. 

El planteamiento es razonable, pues el solo hecho de tratar de trasladar a una persona con capacidad diferente al Palacio del Gobernador implica un gran esfuerzo. 

Hay que sudar la gota gorda para conducir una silla de ruedas hasta la parte superior de la Gran Plataforma y ni que decir de la posibilidad de trasladar a esa persona al interior del Cuadrángulo de las Monjas, eso puede ser un hecho heroico o imposible.

Eso nos llevó a documentarnos y a  revisar la “Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad”. Tanto en las Disposiciones Generales  como en los Capítulos V, VIII, lo mismo que las atribuciones, se promueve la accesibilidad y el derecho a programas y espacios públicos a las personas con discapacidad. 

Desde el año 2011 el INAH ha establecido programas de accesibilidad a inmuebles y zonas arqueológicas para personas con discapacidad.

A partir de esta fundamentación, nos dimos a la tarea de realizar un análisis especial con el propósito de  hacer accesible la zona arqueológica de Uxmal a los visitantes con capacidades diferentes. 

Nuestro análisis permite que el visitante se lleve una visión clara e integral de la ciudad prehispánica desde dos rutas importantes.

Un andador que rodea la  Gran Plataforma del Palacio del Gobernador hasta llegar al Palacio, desde donde se pueden observar el Templo del Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas, el Templo de las Tortugas, la Gran Pirámide y la crestería del Palomar.

Por el Juego de Pelota y sobre una rampa, se puede acceder al interior del Cuadrángulo de las Monjas para contemplar la decoración de esa magnífica obra arquitectónica.

Con esos dos accesos que se adaptaron sin alterar en gran medida el entorno, se logra una visión integral de la zona arqueológica.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios