16 de Noviembre de 2018

Opinión

Vamos todos por Mérida

La modernización y metropolización de las ciudades, como en el caso de Mérida, ha ocasionado grandes desigualdades en la calidad de vida de la población...

Compartir en Facebook Vamos todos por MéridaCompartir en Twiiter Vamos todos por Mérida

La modernización y metropolización de las ciudades, como en el caso de Mérida, ha ocasionado grandes desigualdades en la calidad de vida de la población que en ellas se asienta y que hasta hoy la planeación territorial no ha sido capaz de resolver. Esas diferencias se expresan en grandes espacios con carencias y desigualdades de todo tipo, mientras que otras zonas poseen todos los satisfactores.

Lo cierto es que no basta con que una ciudad sea competitiva, sino que también, y esto es muy importante, debe ser equitativa en la distribución de la riqueza que genera, ya que esto es un factor clave para propiciar una mejora permanente en la calidad de vida de sus habitantes.

El hecho es que la fragmentación territorial, política, económica, cultural, tecnológica y de servicios e infraestructura es un fenómeno que va de la mano del crecimiento anárquico, fenómeno que no sólo ocurre en nuestra ciudad y el cual tiene su origen en la falta de programas a largo plazo de planeación del desarrollo territorial y urbanístico integral.

Hay que tener claro que la planeación de estos conceptos de desarrollo no es un sencillo plan de gestión territorial, sino que debe tener como elemento esencial la consideración de todos los elementos que inciden en el desarrollo urbano, un sistema de alta complejidad, concurrente y progresivo.

Esta visión de análisis integral tiene que ir mucho más allá de simples análisis sectoriales, teniendo como elemento esencial el desarrollo de exámenes integrados e integrales que permitan considerar los efectos de todos los procesos que inciden en el desarrollo urbano, los cuales se influyen entre sí, teniendo cada uno su valor y su importancia, que al coexistir se transforman e interdefinen de manera mutua; es por ello necesario tener un conocimiento claro y eficiente de cada uno de ellos y sus relaciones con los otros, a fin de poder definir estrategias de intervención en el sistema urbano en el que inciden.

Ese debe ser y está siendo el gran reto del Implan en el proceso de definición del Programa de Desarrollo Urbano del Municipio de Mérida 2040, en el que un elemento esencial es la participación de toda la sociedad. Todos debemos proponer y defender a nuestra ciudad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios