25 de Abril de 2018

Opinión

Viene lo difícil

El gobierno federal ha ingresado a una nueva etapa. El debate y la crítica por la persistencia de la violencia estarán en la mesa.

Compartir en Facebook Viene lo difícilCompartir en Twiiter Viene lo difícil

El 1 de febrero iniciará el segundo periodo de sesiones ordinarias del Congreso. Las fracciones parlamentarias se reúnen para afinar estrategias y avanzar en sus objetivos. Los coordinadores del PRI anticipan su apoyo al presidente Peña en la agenda de las reformas. El PRD también ha dicho que las diferencias con motivo de la elección pasada y, especialmente, el asunto Monex no serán obstáculo para continuar con el Pacto por México. En el PAN persiste la división, no queda claro si les va a dar por el chantaje o si continuarán respaldando al Pacto por México.

El gobierno federal ha ingresado a una nueva etapa. El debate y la crítica por la persistencia de la violencia estarán en la mesa. La economía da señales positivas y es posible que así continúe, pero se requieren mejores números en materia de crecimiento. Los poderes fácticos entienden que va en serio el Presidente, y al menos el PRD está decidido en apoyar los cambios que disminuyan su influencia. El PAN sin pretenderlo podría hacer el trabajo sucio al lópezobradorismo y a los poderes fácticos, ambos en el empeño de reventar el Pacto por México. Viene lo más difícil.

Por una parte, la agenda por delante es más complicada y polémica; no solo las reformas para abrir el mercado televisivo o para concretar el nuevo régimen de transparencia y rendición de cuentas; los integrantes del IFAI dieron muestra de no estar preparados para la nueva encomienda. Más delante, para la segunda mitad, vendrá la reforma energética y la hacendaria. Esto significa que 2013 será el año clave para el gobierno de Peña Nieto y para el país.

Por si fuera poco, el escenario se complica con 14 elecciones locales. El PAN ya ha dicho que su postura dependerá de cómo se comporte el PRI en los comicios, una forma cifrada de chantajear al gobierno de Peña Nieto. Por otra parte, en varios estados habrá coalición del PRD y el PAN. En el análisis de lo que está de por medio, el PAN tiene mucho que perder, especialmente la gubernatura de Baja California. Por lo mismo, la alianza del gobierno con el PRD adquiere la mayor importancia.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios