17 de Diciembre de 2018

Opinión

Vivir, no tanto; si acaso, sobrevivir

¿Qué hacer para sobrevivir en estos tiempos de crisis e ineptitud gubernamentales? Pues lo que se pueda hacer es bueno...

Compartir en Facebook Vivir, no tanto; si acaso, sobrevivirCompartir en Twiiter Vivir, no tanto; si acaso, sobrevivir

¿Qué hacer para sobrevivir en estos tiempos de crisis e ineptitud gubernamentales? Pues lo que se pueda hacer es bueno. A continuación, algunas pequeñas historias recolectadas en la entidad donde las protagonistas son mujeres y que chambean duro a cambio de “tortillas duras”, cuyo kilogramo en Mérida está a 18 pesos, mientras que en otras entidades se sitúa hasta en 20 pesos.

1.- UNA MUJER obrera con salario diario de 66.66 pesos (ni siquiera el mínimo oficial de 80 pesos para todo el país): “Vivo en mi casa del Infonavit que estoy pagando. Trabajo en una fábrica donde hacemos plásticos, principalmente bolsas, de 8 de la mañana a 6 de la tarde. Gano mil pesos a la quincena. No nos dan prestaciones, ni tenemos Seguro Social, no tenemos nada. Y cuando me pagan, lo que hago es comprar la comida, ir al mercado y buscar qué comer, ya después lo que haga falta, porque tenemos un mal hábito de comer tres veces al día. Mi hija y mi hermano dependen de mí. Y por supuesto que no es justo lo que me pagan, pero no hay fuente de empleo ¿Y qué hacemos? Ve uno la tele y desgraciadamente los gobernantes con sus nuevas reformas dicen que están ayudando a la gente, pero yo no veo nada nunca, yo lo único que veo es que hay más carencia, más necesidad, entonces yo no sé a dónde nos quiera llevar el Presidente (Peña Nieto). Hacen una rueda de prensa y dice: ‘voy a ayudar a las mujeres y madres solteras y les voy a cobrar 500 pesos semanales para darles una casa ¡Hágame el favor! Si mensuales no podemos pagar ese dinero, ahora imagínese semanales. Uno dice: y la ayuda, ¿dónde está?”.

2.- OTRA DAMA, costurera, que gana de 140 a 200 pesos diarios: “Trabajo en un taller de costura, de lunes a viernes de 7 de la mañana a 6 de la tarde. Muchas veces, cuando hay más trabajo, nos hacen quedarnos un poco más de tiempo. Si trabajamos extras nos dan mil pesos a la semana, si no aproximadamente 700 ó 800, el sueldo es variado. Lo que me pagan lo ocupo en la educación de mis hijos y la comida. No creo justo lo que me pagan porque es muy matado, termino muy cansada, con dolor de espalda y vista cansada. En el taller utilizamos la máquina de coser y bordamos al mismo tiempo vestidos de noche. Con lo que me pagan no me alcanza para vivir, paso muchas carencias y en realidad nosotros no vivimos, sobrevivimos. Tengo la casa hipotecada, soy madre soltera y caí en cartera vencida, estoy ahí hasta que me lo permitan, porque estoy consciente de que el día de mañana me van a sacar de mi casa, bueno, no es mi casa, está hipotecada. La dejé de pagar por lo mismo: o comían mis hijos o pagaba casa. Si no me alcanza su sueldo, le recortamos”.

3.- NUEVAMENTE una mujer que es vendedora y suma, si acaso, 70 pesos diarios a la bolsa: “Soy empleada de una tienda de ropa de bebé y de dama. La casa donde vivo es prestada y tengo tres hijos de 6, 7 y 8 años que estudian la primaria, primero, segundo y tercero. Cuando me pagan, lo primero que hago es comprar la comida, lo que necesiten mis hijos y lo demás lo utilizo para pagos. No creo que sea justo lo que me pagan por mi trabajo, porque soy responsable de dos locales y de la mercancía que falte, también hago los depósitos de mi jefa. Trabajo todos los días, de domingo a domingo. No me alcanza con lo que me pagan, paso muchas carencias porque realmente lo que gano no es mucho y mis gastos son demasiados. Creo que si ganara por lo menos unos 120 pesos diarios saldría de mi crisis.”

4.- Y CUANDO se es afanadora y con percepciones de casi 90 pesos diarios: “Trabajo en el ayuntamiento de Kanasín, me toca limpiar la plaza y el Palacio Municipal. Cuando me pagan lo primero que hago es apartar para la comida de mis hijos y dar los abonos a los que les debo y ahí se acabó. Tengo dos hijos, uno de 4 años en kínder y otra de 13, que va en secundaria, y soy madre soltera. No creo que sea justo lo que me pagan por lo que trabajo, pero aquí trabajas un tiempo y depende de cómo ellos te vean si tú te mereces subir otro escalón y poco a poco uno va llegando a agarrar la base, porque tenemos muchos beneficios. Con mi sueldo me la paso como cualquier persona, no me mantengo de esto nada más, también le busco limpiando casas, no nos alcanza en realidad el sueldo, los 80 pesos diarios que nos pagan no nos alcanza pero tengo otros trabajos, no dependo nada más de esto. Gano como mil 346 pesos a la quincena. Pienso que debería de ganar unos 200 pesos diarios para sobrevivir, que es 100 para la comida y 100 para otras cosas. Lo he vivido, lo estoy viviendo pero no es por el ayuntamiento, es porque vendo bolsitas de tomate, porque voy y limpio una casa, porque soy bien luchona, mi madre me enseñó a ser luchona y salir adelante”.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que alguien explique (menos el Presidente) qué hacer con “tan elevados salarios”, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios