25 de Septiembre de 2018

Opinión

Ya, de una vez

Priistas y panistas abrieron fuego este miércoles y con ello los tiempos electorales empiezan a adelantarse. Ambos partidos dieron ruedas de prensa para hablar de sus temas favoritos.

Compartir en Facebook Ya, de una vezCompartir en Twiiter Ya, de una vez

Más temprano que tarde se abrieron las hostilidades. Ni siquiera transcurrió un año para estudiar al adversario. 

En caliente ni se siente. Priistas y panistas abrieron fuego ayer miércoles y con ello los tiempos electorales empiezan a adelantarse. A la misma hora, ambos partidos dieron ruedas de prensa para hablar de sus temas favoritos: el PAN, en contra del Gobierno del Estado, mientras que el tricolor, estrenando al chavalón de Jorge Sobrino Argáez -hijo del experimentado político Carlos Sobrino Sierra- anunció que interpondrá una denuncia en contra del Ayuntamiento meridano, o sea, dirigida al alcalde Renán Barrera Concha.

Las hostilidades ya están a flor de piel y, en adelante, hasta el año 2015 cuando sean las elecciones para relevar a los 106 alcaldes y a los 25 diputados locales, las broncas no se detendrán y prometen ponerse mucho más gruesas.

En primera instancia, Acción Nacional y su dirigencia que preside Hugo Sánchez Camargo arremetió contra el Poder Ejecutivo ante la presunción de que no cumple con el Plan de Austeridad y se sobregiró en cuestiones de difusión, algo que durante el período de Ivonne Ortega Pacheco fue severamente cuestionado. Ahora, según las investigaciones y datos recabados por el albiazul (seguramente con la “asesoría” de la sempiterna lideresa de la Federación de Colonos Urbanos de Yucatán, Blanca Estrada Mora), hay gastos por 28 millones de varitos en asuntos relacionados con la propaganda de los actos del mandatario Rolando Zapata Bello. Al parecer, de esa cantidad, 8 millones de pesos están fuera de la llamada “austeridad”.

Y como que no quiere la cosa, el PAN también insiste en que los “turistas electorales” de Yucatán que dieron datos falsos para radicar en Quintana Roo y así votar en las elecciones del 7 de julio próximo en esa entidad, supuestamente a favor del PRI, sean castigados por el IFE o la Fiscalía Especializada para Atención de Delitos Electorales (Fepade). El asunto es que son más de mil 300 yucas que están involucrados en ese presunto delito. No es asunto menor.

Y en el PRI, el Comité Municipal que encabeza Jorge Sobrino va sobre Renán Barrera. Sus regidores borreguitos ahora quieren fincarle responsabilidades al primer edil por gastar 67 millones de varos en la compra de una parte de las luminarias, aunque ahora se manejan dos precios de compra. También está cotorro este caso.

PRIMERA CAIDA.- La política en Yucatán estaba muy aburrida con sólo entregas de obras y discursos somnolientos. Si quieren empezar a calentar el ambiente, pues adelante.

SEGUNDA CAIDA.- De todas maneras, estos asuntos de transparencia y luminarias serán siempre secundarios ante las necesidades de miles de ciudadanos.

TERCERA CAIDA.- ¿Se acordarán estos políticos de chambear, siquiera un día, por la sociedad?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios