18 de Septiembre de 2018

Opinión

Ya no pisoteen el voto, futuros diputados

Los inminentes candidatos a diputados locales tendrán que batallar mucho...

Compartir en Facebook Ya no pisoteen el voto, futuros diputadosCompartir en Twiiter Ya no pisoteen el voto, futuros diputados

Los inminentes candidatos a diputados locales tendrán que batallar mucho para convencernos de que en verdad quieren representarnos en el Congreso. Porque la falta de compromiso ha distinguido a los diputados de todos los partidos, quienes a la menor provocación desenfundan una petición de licencia, sobre todo cuando están en juego otros cargos más atractivos, como las presidencias municipales.

El reproche se manifiesta en muchos electores que razonamos nuestro voto, y que por ello exigimos respeto a mujeres y hombres para quienes es muy fácil dejar encargada la curul con el suplente. La plaga de chapulines en el Congreso de Quintana Roo fue una de las más intensas en nuestros sembradíos, ya que hasta Juan Manuel Herrera (PRI) pidió licencia para disfrazarse de precandidato a la gubernatura, proceso definido de antemano a favor de Mauricio Góngora Escalante.

Pero también Arlet Mólgora Glover tiene doble licencia en el bolso de mano, primero como diputada local y ahora como diputada federal. Ahora es candidata del PRI a la alcaldía capitalina, con dos sillas encargadas como mascotas. Imperdonable.

Quienes sean candidatos a diputados locales deben contemplar el colapso de nuestra representación en el Congreso, porque confirma no sólo una ausencia de compromiso con los electores, ya que se olfatea el desprecio de estos representantes populares hacia la gente que los lleva a tales posiciones de lujo.

Ya en campaña, estos candidatos nos dirán al oído: los chapulines son aquellos, pero nosotros somos otra cosa. Nada de eso, ya que la inmensa mayoría va a hacer lo mismo porque muchos pretenden dar el salto para ser candidatos a presidentes municipales. El camino ya lo tienen trazado, como sus antecesores.

Estos candidatos deben hablar con franqueza cuando anden a la caza del voto casa por casa, anticipando si pretenden durar todo su período o darán el chapulinazo. Porque si lo advierten antes de ocupar sus curules, ya el elector sabrá si cede ante el canto de las sirenas.

El cargo de diputado local debe ser replanteado, ya que a estas alturas equivale a ese tipo de chambas que se abandona a la ligera, como el despachador de gasolina que renuncia para ser empleado de una farmacia, o incluso taxista o mariachi. Pero al menos estos trabajadores se despiden de sus patrones.

Cualquiera puede ser diputado, ya que no necesitan saber ni jota de iniciativas y constituciones para disfrazarse de candidatos y diputados. Y una vez en la curul su desempeño es del cero más grotesco.

Doña Cleta Chancleta y Don Chon Bonachón llegan al Congreso no precisamente para representarnos, sino porque la posición es placentera al son del billete y brinda un estatus envidiable. Muchos la persiguen como trampolín para ser candidatos a alcaldes, objetivo real de muchos candidatos que en estos días llegarán a pedir nuestro voto para llegar al Poder Legislativo.

Martha Medina, ejemplar universitaria

Al menos un nombre estuvo ausente en la lista de 24 galardonados por la Universidad de Quintana Roo: la abogada Martha Medina Lozano, cuya trayectoria es de mucho mérito porque ha hecho camino por sus propios medios, estando lejos de la controversia que envuelve a otros hijos de esa casa de estudios.

No sé hasta qué punto se justifique la inclusión de las diputadas relevo Irazú Marisol Sarabia May o de Judith Rodríguez Villanueva, pero si estas damas tuvieron sitio en esa selecta lista, por mayores razones tuvo que ser incorporada Martha Medina Lozano, Presidenta del Colegio de Mujeres Abogadas en Q Roo A. C. y Directora de Control de Procesos en Procuraduría General de Justicia del Estado.

Martha Medina llena de orgullo a su alma mater, ya que en la Procuraduría de Justicia del Estado ha sido directora de Prevención del Delito, directora de Averiguaciones Previas y Visitadora General. Y fue por breve tiempo consejera del Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO).

Columnista en periódicos locales, especializada en el tema de políticas públicas, es diestra comentarista en el noticiero Al Medio Día, coordinado por Felipe Hernández García en el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

Maestra en Gestión y Análisis de Políticas Públicas, por la Universidad Carlos tercero de Madrid España, Martha Medina es hija sobresaliente de la Universidad de Quintana Roo (UQROO).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios