15 de Octubre de 2018

Policía

‘Estampida’ en iglesia deja una mujer lesionada

Una fuga de gas provocó que los feligreses salieran huyendo del templo.

Los feligreses ayudaron a la señora mientras llegaban los servicios de emergencia. (Redacción/SIPSE)
Los feligreses ayudaron a la señora mientras llegaban los servicios de emergencia. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘Estampida’ en iglesia deja una mujer lesionadaCompartir en Twiiter ‘Estampida’ en iglesia deja una mujer lesionada

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Por una fuga de gas en la iglesia de San José María de Yermo y Parres, la misa fue suspendida y los feligreses la evacuaron a toda prisa.

Sin embargo, según testigos, como resultado de las carreras por salir del edificio, una mujer se golpeó contra una de las puertas y cayó desmayada al suelo.

El incidente ocurrió en la iglesia de San José María de Yermo y Parres. (Redacción/SIPSE)

De acuerdo con información del parte de los servicios de emergencia, alrededor de las 13 horas de ayer, en el templo católico ubicado sobre la avenida Maxuxac con 30 de Noviembre, se sintió un fuerte olor a gas butano, proveniente del área de cocina, lo que propició que los parroquianos salieran a toda prisa ante el temor a que ocurriera una desgracia.

También te puede interesar: ¡De miedo! Pipa de gas volcó en la carretera

En la huida, según los testigos, una mujer de aproximadamente 40 años fue empujada sin intención y accidentalmente golpeó su cabeza contra una de las puertas de la iglesia, perdiendo brevemente el conocimiento.

Ante esta situación, los asustados feligreses llamaron a los servicios de emergencia, llegando paramédicos de la Unidad de Respuesta a Emergencias Médicas (UREM), quienes trasladaron a la mujer al Hospital General de Chetumal para su atención médica.

Los bomberos pudieron reparar la fuga, ya que no había riesgo de explosión. (Redacción/SIPSE)

Mientras tanto, los bomberos revisaron el tanque de gas butano y descubrieron que la fuga estaba en la válvula, debido que se había caído, sin embargo, también dijeron que no había ninguna probabilidad de que estallara, por lo que procedieron a reparar el desperfecto.

Tras verificar que el peligro había pasado, los ‘tragahumo’ retornaron a su base en espera de otro llamado de auxilio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios