Gas acumulado provoca explosión en comercio de Cozumel; pérdida total

Protección Civil indicó que la explosión fue provocada por un cortocircuito que hizo ignición con el gas acumulado, lanzando fragmentos de todo tipo y mobiliario a la calle.

|
Puertas y ventanas de las viviendas cercanas se rompieron por lo que sus habitantes pensaron que la explosión había ocurrido en sus propias casas, provocando temor y confusión en la isla de Cozumel. [Foto: G. Villegas]
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

COZUMEL, Q. Roo.- Una acumulación de gas en el interior de una cafetería provocó que dos locales quedaran destruidos tras hacer explosión en el centro de Cozumel, estallido que se escuchó hasta 10 cuadras a la redonda. 

La onda de choque provocó daños en locales, viviendas y un auto en la calle Adolfo Rosado Salas, entre las avenidas 10 y 15, tramo en el que por fortuna no pasó ninguna persona en el momento de la explosión, manifestaron vecinos, ya que si esto hubiera ocurrido, se estarían reportando víctimas mortales

De acuerdo con datos proporcionados por personal de la dirección de Protección Civil, el estallido ocurrió alrededor de las 7:45 de la mañana del martes y fue provocado por un cortocircuito que hizo ignición con el gas acumulado, lanzando fragmentos de todo tipo y mobiliario a la calle. 

Estallido evidencia irregularidad en inspecciones 

Héctor Guadalupe de Jesús Mac Marín, director de Protección Civil, informó que elementos del cuerpo de bomberos hallaron entre los escombros dos cilindros de gas de 30 kilos cada uno, sin estallar. Si estos tanques hubieran explotado, el daño podría ser mucho mayor. El siniestro revela que las inspecciones a establecimientos comerciales por parte de la dirección de Protección Civil, no son tan frecuentes como se han asegurado pues se sabe que la cafetería donde ocurrió la fuga de gas fue inspeccionada el año pasado. 

Pérdida total como saldo 

Puertas y ventanas de las viviendas cercanas se rompieron por lo que sus habitantes pensaron que la explosión había ocurrido en sus propias casas. Esto los hizo salir a la calle con lo que tenían puesto. Una vez ahí se percataron de que el origen de la explosión era el negocio Cali Café, un restaurante vegano manejado por una pareja formada por una extranjera y un mexicano. Elementos de bomberos y la Policía Quintana Roo arribaron al sitio unos 10 minutos después, que fue cerrado a la circulación con el apoyo de la Guardia Nacional.

Los dos edificios, de unos 40 años de antigüedad, fueron declarados pérdida total.

 

Cargando siguiente noticia