El fin de una era: Olympus ya no fabricará cámaras fotográficas

La compañía japonesa se une a otras que no resistieron el embate de los smartphones y la era digital.

|
(Wikimedia Commns)
(Wikimedia Commns)

Una leyenda de la fotografía le dice adiós a su público… en parte gracias a la popularidad del teléfono celular y las fotos en Instagram.

Casi un siglo después de su primera producción, la japonesa Olympus anunció la venta de su división de cámaras fotográficas.  

De acuerdo con un comunicado lanzando por la empresa, la decisión tiene que ver con la popularización de los teléfonos inteligente:

"la llegada de los smartphones ha reducido el mercado de cámaras fotográficas. El cada vez más complicado mercado de las cámaras de fotos, ya no es rentable".

La buena noticia es que técnicamente no desaparecen las cámaras Olympus: la sección fue vendida a la empresa Japan Industrial Partners Inc, por que seguirán existiendo pero ya no con el nombre que las acompañó durante 84 años.

(Pixabay)

Olympus se suma a las empresas víctimas del pecado de no innovar

Con este anuncio, Olympus se suma otras desapariciones relacionadas por la popularización de los smartphones o la era digital misma.

Kodak

Esta empresa que creó la primera cámara digital en 1975, pero no supo identificar y liderar la nueva tecnología. Sus líderes consideraron que la nueva cámara pondría en peligro la venta de los rollos fotográficos por lo que no apostaron por su propia invención.

Polaroid

La caída de Polaroid se puede reducir a una simple frase: aferrarse a sus ideas. Los ejecutivos de la empresa supusieron que la gente seguía prefiriendo la fotografía impresa y no se adaptaron a la era digital. Gary DiCamillo, CEO de Polaroid entre 1995 y 2001, dijo en una entrevista: “Es sorprendente, pero los chicos hoy no quieren más copias físicas. Ese fue el más grande error que tuvimos”.

Xerox

Inventó la primera computadora personal, pero los directivos consideraron erróneamente que reconvertir la empresa en una digital sería demasiado caro y dejaron pasaron la oportunidad.

Nokia

En los años 90 fue el líder indiscutible de la telefonía celular. Sin embargo desestimó la importancia de la conexión de datos y el internet portátil, por lo no adaptó su software, perdiendo terreno contra Apple y con las marcas que se respaldaron en el sistema operativo Android. Para cuando Nokia intentó reaccionar ya fue demasiado tarde.

Blackberry

Todos querían un teléfono Blackberry. Daban estatus y supieron sacarle provecho a su visión empresarial. Pero el gusto de los usuarios cambió hacia equipos con mejor interfase y pantallas más grandes, la empresa hizo oídos sordos y prefirió enfocarse en lo que tenía y no la innovación.

 (Con información de redes sociales)

noticias relacionadas