¿Qué son los eSports y cómo se volvieron tan grandes?

La época que estamos viviendo es única, jamás la humanidad había cambiado tanto en tan poco tiempo...

|
Especial.
Especial.

La época que estamos viviendo es única, jamás la humanidad había cambiado tanto en tan poco tiempo. Esta dinámica ha provocado fenómenos bastante particulares y relevantes a escala global, y en el caso de los eSports se combinan dos de ellos. Uno de ellos es el de los videojuegos, y el otro es de los deportes. El primero es parte esencial de las nuevas generaciones, desde los años ochenta la sociedad se puso de cabeza gracias a los arcades y las consolas caseras como el Atari y el Nintendo.

El culto hacia la tecnología como parte de nuestra vida diaria solo se acentúo con figuras míticas como Steve Jobs y Bill Gates, quienes a través de sus productos cambiaron nuestra realidad. Esto permitió que los videojuegos se consolidaran como parte de nuestra realidad social, porque el éxito de los títulos para PC y Mac ayudaron a la industria del gaming a seguir expandiéndose. Juegos como Doom y Duke Nukem (los cuáles están disponibles en emuladores para Android) fueron pioneros del género de disparador en primera persona, mismo que ahora es parte central de los eSports.

¿Qué son los eSports?

Con juegos que van desde los disparadores en primera persona, los de estrategia en tiempo real, y los de deportes; los eSports se han posicionado como una auténtica opción de entretenimiento. Las marcas y los actores principales del mundo de los deportes han mostrado su interés en esta disciplina, estamos hablando de medios de comunicación como ESPN y ligas profesionales como la NFL, e incluso algunas plataformas ya ofrecen las últimas noticias de apuestas en estos eventos, en donde se publican artículos sobre diferentes torneos de League of Legends y CounterStrike Global Offensive.‎ La magnitud del fenómeno nos regresa a la pregunta básica: ¿Qué son los eSports?

Los eSports son sesiones de videojuego multijugador organizados en forma de competencia, los cuales se disputan entre jugadores profesionales. En los últimos años la audiencia ha crecido bastante, y hasta existen arenas especiales en los que se llevan a cabo los eventos. En México está la Arena Esports Stadium, la cual está ubicada en la CDMX, en el sur de la ciudad. Este inmueble es el primero de su tipo en América Latina y costó alrededor de dos y medio millones de dólares.  

Tal como sucede con gran parte de los deportes “no digitales”, la gran mayoría de los eSports se juegan en equipo, bajo el formato de ligas y torneos. Los eSports se pueden ver a través de servicios de streaming online de corte y funcionamiento idéntico al de Netflix, pero especializados en los eSports tales como: Twitch, Mixer, o en la página de gaming de YouTube. Además, estos sitios tienen sus propias aplicaciones para dispositivos Android e iOS, en donde se puede seguir toda la acción. En cuanto a los lugares para ver la acción en vivo, uno de los más famosos es la Blizzard Arena en la ciudad de Los Ángeles, la cual se inauguró en el 2017.

¿Cómo se volvieron tan grandes los eSports?

Los eSports despuntaron a final de la década de los 2000, pero podemos encontrar antecedentes en los años setenta, cuando en 1972 se jugó un torneo de videojuegos en la Universidad de Stanford. En los ochenta, Atari masificó el gaming competitivo con sus torneos de Space Invaders, el primer torneo de videojuegos a gran escala en la historia, el cual atrajo la atención de más de diez mil participantes en todo Estados Unidos.

Pero lo que vine a cambiar el panorama por completo fue el lanzamiento del Xbox Live en el año 2002. Halo 2 fue el primer juego que se transmitió en televisión en Estados Unidos, fue en el 2004 en el marco de la Major League Gaming. A partir de ahí los eSports despegaron y no han dejado de crecer ni por un solo instante. El principal motivo de esto es la participación activa y generosa de los patrocinadores, quienes hicieron del gaming una profesión bastante atractiva en el sentido monetario.

También los desarrolladores de juegos vieron el potencial de los eSports y se involucraron de lleno. Esto fue benéfico para la industria dado que se pueden ver mejores transmisiones, y un producto de mucho mayor valor en general. El live streaming fue el tercer elemento que se conjugó para que detonara la popularidad de los eSports. A través de las transmisiones en vivo en plataformas como Twitch los gamers se pudieron hacer de un ingreso estable.