28 de Junio de 2017

Ciencia y Salud

El cerebro te avisa cuando ya no necesitas tomar más agua

Recomiendan beber todo el líquido que necesites hasta calmar tu sed, pero no más.

Estudiosos encontraron que el cerebro "cerraba" la garganta para impedir que el agua pasara. (Foto: Contexto/Internet)
Estudiosos encontraron que el cerebro "cerraba" la garganta para impedir que el agua pasara. (Foto: Contexto/Internet)
Compartir en Facebook El cerebro te avisa cuando ya no necesitas tomar más aguaCompartir en Twiiter El cerebro te avisa cuando ya no necesitas tomar más agua
Agencia
Ciudad de México.- Algunas personas piensa que que con el sólo hecho de beber agua lograrán el cuerpo que desean, y toman grandes cantidades del líquido, sin saber si el cuerpo la necesita o la está rechazando.

Si bien, es cierto que se debe tomar agua suficiente para evitar la deshidratación que daña severamente los riñones y otros órganos del cuerpo, también lo es que hacerlo de más tampoco es recomendable.

También te puede interesar: ¿Por qué la avena es buena para tu salud?

La idea de tomar dos o dos litros y medio de agua al día viene de una recomendación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, sin embargo, en esta se incluye también la cantidad de líquido que proviene de los alimentos, informa el sitio web El Debate.

Recomiendan tomar cuanta agua necesites hasta calmar tu sed, puede ser un vaso o tres, eso dependerá de tu sensación de sequía. 

Para saber la cantidad exacta de agua que debemos tomar, el cerebro cuenta con un mecanismo que nos lo dice, pero al que poco ponemos atención. Este mecanismo fue descubierto tras un estudio de científicos australianos de la Universidad de Monash.

Este midió la resonancia magnética la actividad del cerebro de dos grupos de estudio; unos con sed, después de hacer ejercicio intenso, y sin sed, después de haber consumido previamente grandes cantidades de agua.

Los estudiosos encontraron que el cerebro "cerraba" la garganta para impedir que el agua pasara, pero que ignoramos por completo y nos obligamos a beber más, sin que realmente la necesitemos, tratando de cumplir nuestra meta: dos litros al día.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios