14 de Diciembre de 2018

Chetumal

Árboles en la selva de Q. Roo se preparan para cambio climático

Las sequías prolongadas afectan a 15 especies de mayor importancia ecológica.

Los estudios no han concluido, por lo que no se sabe qué especies responderán negativamente a la disminución en la precipitación. (Joel Zamora/SIPSE)
Los estudios no han concluido, por lo que no se sabe qué especies responderán negativamente a la disminución en la precipitación. (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir en Facebook Árboles en la selva de Q. Roo se preparan para cambio climáticoCompartir en Twiiter Árboles en la selva de Q. Roo se preparan para cambio climático

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las 15 especies de mayor importancia ecológica y económica de árboles en Quintana Roo sufren cambios genéticos, ante las sequías prolongadas y las bajas precipitaciones pluviales que se registran año con año; se preparan para el cambio climático.

Mirna Valdéz Hernández, curadora del Herbario en El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal, informó que las condiciones ambientales a nivel local influyen en las respuestas de cada una de las especies, pero cada individuo puede desarrollar estrategias sobre su manejo del agua para hacer frente a las condiciones de sequía.

También te puede interesar: Quintana Roo, el de mayor riesgo por cambio climático (videos)

Indicó que desde hace tres años estudian el Chicozapote (Manilkarazapota), Caimito (Chrysophyllumcainito, Jabín (Piscidiapiscipula), Ramón (Brosimumalicastrum), Chacá (Bursera simaruba), Ciruela de monte (Spondias purpurea), Ciricote (Cordiadodecandra),Chechén (Metopiumbrownei), Nance (Byrsonimacrassifolia), Tsalám (Lysilomalatisiliquum), Roble (Ehretiatinifolia), Tsitsilché (Gymnopodium), Guásimo (Guazumaulmifolia), y otras dos más.

Indicó que debido a la disminución en la precipitación que año con año se presenta y de acuerdo con los especialistas en la materia, con el paso de los años, esa situación se acrecentará, estudian tres zonas para caracterizar la respuesta fisiológica de diferentes especies arbóreas a cambios de la precipitación.

“Estudiamos tres puntos, de los cuales dos se encuentran en Quintana Roo, uno se ubica en nuestras instalaciones en Chetumal, que es el más húmedo del estudio, con mil 300 a mil 400 milímetros al año; y el intermedio, en el ejido X-pichil, en la zona maya de Felipe Carrillo Puerto, con mil a mil 150 milímetros al año; y el de menor precipitación, Dzibilchaltún, en Yucatán, con 700 a 800 milímetros al año”.

Indicó que se esperaba que el mayor crecimiento se dé en la zona más húmeda y el menor en el más seco, pero de acuerdo con los preliminares de la investigación, no es así, el mayor crecimiento sí es en el más húmedo, pero el crecimiento intermedio está en el sitio más seco.

Valdéz Hernández, expresó que la explicación es que los individuos acostumbrados a un mayor estrés tienen la capacidad de responder más rápidamente a cambios, que los individuos que están en sitios intermedios, en los cuales las condiciones ambientales son casi siempre favorecedoras, esas especies, tienen un rango de adaptación menor que los que están más estresados.

“Los parámetros de estudio son enfocados a la respuesta hídrica, por ejemplo contenido relativo de agua en la madera, mediciones de crecimiento y observaciones fenológicas (periodos de floración y fructificación) semanalmente, desde hace tres años con el objetivo poder hacer una simulación de cómo responderán las especies ante un decremento o incremento en la precipitación”.

Precisó que con los datos recabados se creará un modelo en computadora para saber cómo responden, si habrá una mayor o menor presencia de las especies, si se restringe o amplía su área de distribución, y todo lo que se necesita saber sobre la respuesta de las especies.

“Las proyecciones de la reducción de las precipitaciones para 2015, son de un 15 %, que pudiera no ser mucho para los humanos, pero es bastante para las plantas, aunado al incremento en la temperatura y por lo tanto, también en la evaporación, lo que termina siendo menor disposición de agua para las vegetaciones”.

Los estudios no han concluido, por lo que no se ha determinado qué especies responderán de manera más negativa a la disminución en la precipitación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios