19 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

Tu no eliges lo que comes

Variantes genéticas son responsables de las preferencias y hábitos alimentarios

Los genes están implicados en los patrones alimenticios. (Foto: Muy Interesante)
Los genes están implicados en los patrones alimenticios. (Foto: Muy Interesante)
Compartir en Facebook Tu no eliges lo que comesCompartir en Twiiter Tu no eliges lo que comes

Agencia
CHICAGO.- Tu afición por el chocolate o la comida rápida podría estar determinada genéticamente, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). La investigadora Silvia Berciano ha presentado sus conclusiones en las Sesiones Científicas 2017 de la Sociedad Americana de Nutrición (ASN), en Chicago, donde muestra cómo las variantes genéticas que poseemos modifican nuestro cerebro y determinan nuestros gustos y hábitos alimentarios.

Como explica Berciano para el portal de Muy Interesante: "la mayoría de las personas tienen muchos problemas para modificar sus hábitos alimentarios, incluso siendo conscientes de qué es mejor para sus intereses. La razón es que lo que comemos está afectado por nuestras preferencias y nuestra capacidad y habilidad para seguir planes".

También te puede interesar: La búsqueda por 'la dieta perfecta' puede ser un trastorno

Es la primera vez que un estudio identifica cómo los genes afectan a las preferencias dietéticas de un grupo de personas sanas. Hasta el momento, tan sólo se disponían de evidencias de cómo los genes están implicados en los patrones alimenticios de personas con trastornos como la anorexia nerviosa o la bulimia.

En este estudio se tomó una muestra de 818 hombres y mujeres de origen europeo, con sorprendentes conclusiones: una ingesta elevada de chocolate y también una mayor talla de cintura se han asociado al gen que expresa los receptores de oxitocina. A su vez, un gen asociado a la obesidad juega un papel importante en nuestra preferencia por las verduras y los alimentos ricos en fibra.

El estudio de Berciano puede abrir la puerta a un nuevo tipo de medicina personalizada. Conocer las variantes genéticas que hacen a una persona más propensa a consumir determinados alimentos puede dirigirse a prevenir enfermedades como la diabetes, enfermedad cardiovascular y cáncer. En palabras de Berciano, las conclusiones del estudio pueden "allanar el camino hacia una mejor comprensión de los hábitos alimentarios, y permitirá diseñar una dieta personalizada más accesible al individuo, resultando en un mejor cumplimiento y resultados más exitosos".

El siguiente paso es repetir el estudio con un grupo de diferentes características y etnias, así como identificar la relación de las variantes genéticas de la ingesta de alimentos con la incidencia de algunas enfermedades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios