Personas que hacen a la víctima son hábiles para manipular

Existen algunos rasgos o indicios de una persona que se hace la víctima.

|
Foto: Pixnio
Recibe noticias y descuentos exclusivos en tu correo
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencia
Ciudad de México.- Mediante el victimismo esas personas “evitan tomar decisiones, esperando a que otros resuelvan sus problemas; reciben más atención de quienes tienen en su entorno en forma de preocupación; consiguen aquello que esperan sin poner esfuerzo de su parte, y se sienten cuidadas y apoyadas”.

“En algunos casos, hacerse la víctima es una estrategia de manipulación, cuando se utiliza dicho rol para conseguir lo que uno quiere, aun siendo la persona consciente de que lo adecuado sería gestionarlo por sí misma", matiza la experta en psicología, Pilar Conde.

También te puede interesar: ¿Tu hijo es víctima de burlas? Esto es lo que debes hacer

Conde confirma que existen algunos rasgos o indicios de una persona que se hace la víctima, que pueden ayudarnos a detectarla, y que uno de los más característicos consiste en utilizar las emociones negativas para expresar sus peticiones o pedir ayuda a los demás.

Esta psicóloga señala que “a través del miedo, la ansiedad o la tristeza, el victimista genera pena o lástima en la persona que lo escucha”, quien acaba realizando acciones acorde a los deseos o supuestas necesidades de esa persona.

Conducta victimista: Al recibir una nueva tarea de trabajo, la persona afirma que está muy agobiada, que no puede más, y nos pide que, por favor, hagamos ese trabajo, siendo consciente de que el reparto de tareas y funciones laborales es equitativo y de que utiliza esa estrategia para no hacerse cargo de más labores profesionales.

Cómo afrontarla: Conde aconseja utilizar la asertividad, señalando por ejemplo: “Sé que estás agobiada por esa tarea, pero como sabes, ambas llevamos igual carga laboral. Vamos a ver lo que tenemos cada una y veremos cómo ajustarlo para que nos impacte a las dos de la misma manera”.

Cargando siguiente noticia