10 de Diciembre de 2018

Ciencia y Salud

Sin tiempo para comer sano, checa estos consejos

En menos de diez minutos puedes preparar alimentos saludables.

Solo cinco minutos son suficientes para que puedes preparar un platillo sano. (Foto: Contexto)
Solo cinco minutos son suficientes para que puedes preparar un platillo sano. (Foto: Contexto)
Compartir en Facebook Sin tiempo para comer sano, checa estos consejosCompartir en Twiiter Sin tiempo para comer sano, checa estos consejos

Agencia
URUGUAY.- Si eres de las personas que no tiene tiempo para prepararse un desayuno nutritivo cada mañana por la cantidad de cosas que tienes que hacer durante el día y, generalmente, terminas comiendo en la calle o comprando comida chatarra, existen pequeños cambios en tu rutina que puedes hacer para mejorar tu alimentación, lograr un cambio real y ver resultados.

Incluso cuando estamos motivados a cambiar, cuando racionalmente sabemos lo bien que nos haría alimentarnos de otra manera, y aunque el famoso... "¿qué comemos hoy?", sea una carga enorme, lo cierto es que la gran mayoría de nosotros no tenemos un plan. 

También te puede interesar: Dieta efectiva para bajar de peso según la ciencia

Nuestra alimentación queda a la deriva del tiempo y de la energía con la que llegamos en el momento de comer, por lo que elegir el menú estando cansados tiende a ser la receta para el desastre. 

Por eso es importante que, para salir de este círculo vicioso y empezar a cuidarnos cuando realmente no tenemos tiempo, la mejor estrategia es ir de a poco. 

1. Empieza de a poco. Cuando estamos motivados a cambiar tendemos a querer hacer todo ya. Nos compramos cinco libros de cocina, media feria ecológica y estamos agotados antes de empezar. Lo peor es que te vas a convencer a ti mismo de que "yo no puedo" o "esto no es para mí". Pero esto es para ti sólo necesitas ir paso a paso. Respeta tu energía, tus tiempos, y trabaja desde ahí.

La meta es ser constante con algo que ya sabes hacer o mejorar un hábito que ya tienes en vez de empezar uno nuevo como primer medida. Por ejemplo, si te quedan ricas las sopas de verdura, puedes prepararla una vez a la semana y que te rinda varios días. 

2. Lava los vegetales verdes. Para comer mejor es fundamental tener las cosas a mano y fáciles de usar. Las ensaladas son siempre una idea genial, para hacerte una ensalada rápida de almuerzo o cena, o como guarnición de lo que siempre comes (aunque sea una sola hoja grande). Vas a mejorar cualquier comida.

3. Congelados. No hay nada más desalentador que comprar fruta con la decisión de que vas a comer mejor, solo para verla pudrirse una semana después. No te preocupes, ya va a llegar el momento; mientras tanto, tu mejor alternativa es la fruta congelada, ya está lavada y picada – lista para usar. Sea que la laves, piques y guardes tu misma o la compres pronta, te salva y es una herramienta ideal para incorporar más fruta en tu vida sin excusas. 

La fruta congelada es perfecta para hacerte un smoothie rápido o para usar con tu yogurt – todo queda más rico y nutritivo, especialmente los arándanos, porque después de congelarse sus antioxidantes están más biodisponibles.

4. Doble porción. Al preparar algún plato más elaborado guarda una segunda en el refrigerador, pues no siempre tienes ganas de comer lo mismo al otro día, pero con la opción congelada todo se soluciona. No hay nada como la tranquilidad de tener tu menú de opciones sanas esperándote. Tip extra: etiquetalos para acordarte que tiene cada recipiente, y ponle fecha.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios