21 de Septiembre de 2018

Ciencia y Salud

¿Te duele la espalda mientras estás en la oficina? Haz esto...

Evita cruzar las piernas durante tu jornada laboral, para que no se corte tu circulación.

Debido a las malas posturas, al llegar a casa el dolor en la espalda suele ser insoportable. (Foto: Contexto/Internet)
Debido a las malas posturas, al llegar a casa el dolor en la espalda suele ser insoportable. (Foto: Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Te duele la espalda mientras estás en la oficina? Haz esto...Compartir en Twiiter ¿Te duele la espalda mientras estás en la oficina? Haz esto...

Agencia
Ciudad de México.- La mayoría de las personas pasan más de ocho horas sentados en la oficina, lo que además de provocar cansancio o entumecimiento, se traduce en serios dolores de espalda, espalda baja y cadera.

Llegar a casa con un dolor insoportable después de trabajar es mucho peor, y todo se debe a que se adoptan malas posturas y no tomar tiempo para estirarte o descansar, informa el portal Salud180.

También te puede interesar: ¡Olvídate de los tintes! oculta tus canas naturalmente

Con estos ejercicios podrás relajar tu cuerpo mientras estás en la oficina y aliviar o evitar los dolores de espalda:

Estiramiento de hombros

Esta es la zona donde más acumulamos tensión. Lo ideal y más práctico para la oficina es rotar los hombros de atrás para adelante y viceversa.

Al hacer el ejercicio usa tu fuerza, aguanta el movimiento, suelta y descansa. Hazlo al menos dos veces durante tu jornada, durante cinco minutos.

Evita cruzar las piernas

Al estar sentados, muchas veces no notamos que cruzamos las piernas demasiado tiempo. Esto hace que la circulación se vea afectada y sientas "hormigueo", cosquilleo y entumecimiento en las piernas.

Estíralas todo el tiempo que sea posible y si puedes, apoya tus talones sobre un pequeño banquito o caja que tengas a la mano.

Sacude los brazos

Intenta al menos dos veces al día sacudir brazos y manos, para fomentar la circulación, hazlo al menos durante 15 segundos con fuerza.

Estira tu cuello

Cuando sientas como contractura o una sensación de pesadez en el cuello o nuca, rótalo de un lado al otro con movimientos lentos pero con fuerza.

Después hazlo de adelante a atrás y descansa. Estos movimientos estimulan la circulación sanguínea y disminuyen la presión.

Si tienes más de una semana con el dolor de espalda, y sientes que ni los ejercicios ni medicamentos ayudan, es mejor que consultes a tu médico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios