20 de Noviembre de 2018

Ciencia y Salud

Madrugar es peor para el sueño, que la luz de tu teléfono

Contrario a lo que se cree, los aparatos ya forman parte de la rutina de un infante.

Un estudio reveló que el tiempo que pasan los niños frente a la 'luz azul' no les afecta el sueño. (Foto: Contexto/Internet)
Un estudio reveló que el tiempo que pasan los niños frente a la 'luz azul' no les afecta el sueño. (Foto: Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Madrugar es peor para el sueño, que la luz de tu teléfonoCompartir en Twiiter Madrugar es peor para el sueño, que la luz de tu teléfono

Agencia
MÉXICO.- Contrario a lo que se considera, el tiempo que pasa un niño frente a una pantalla de dispositivos electrónicos tiene poco efecto en el sueño de los infantes, esto lo demostró un estudio reciente del Instituto de Internet en la Universidad de Oxford.

Los celulares y las computadoras son un accesorio de la infancia moderna, y los efectos que estos puedan provocar son una preocupación frecuente entre los padres de familia.

Estudios previos indican que entre 50 y 90 por ciento de los niños en edad escolar, no dormían lo suficiente atribuyendo el uso de la tecnología como la causa, lo que es contrario a los hallazgos de la reciente investigación de la Universidad de Oxford, indica el portal de noticias Excélsior en su sitio web.

El trabajo científico utilizó datos de la Encuesta Nacional de Salud Infantil de 2016 de Estados Unidos; los padres de familia completaron encuestas de autoinforme sobre ellos mismos, sus hijos y el hogar.

También te puede interesar: Mujer muere tras recibir trasplante de pulmones ¡con cáncer!

Los resultados sugieren que la relación entre el sueño y el uso de la pantalla en niños es extremadamente modesta", afirmó Andrew Przybylski, autor de la investigación, al informar que “cada hora de pantalla estuvo relacionada con tres a ocho minutos menos de sueño por noche".

En términos prácticos, si bien existe una correlación entre el tiempo frente a la pantalla y el sueño en los niños, podría ser mínima para hacer una diferencia significativa en el sueño de un niño.

Por ejemplo, cuando se compara el promedio de horas de sueño de un adolescente que se abstiene de la tecnología (ocho horas y 51 minutos) con un adolescente que dedica ocho horas al día a las pantallas (ocho horas y 21 minutos), la diferencia es, en general, intrascendente.

Uno de los factores que identificaron como determinante en la calidad de sueño infantil, es el inicio temprano del día escolar.

Los expertos destacaron que es importante, al evaluar el sueño, tener en cuenta otras variables cuando se trata de niños y su sueño. Aunque las tecnologías y herramientas relacionadas con la llamada 'luz azul' se han involucrado con problemas del sueño, no está claro si desempeñan un papel causal significativo, detalló Przybylski.

Apuntaron que continuarán con la investigación sobre los mecanismos precisos que vinculan las pantallas digitales para dormir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios