Virus de 15 mil años de antigüedad 'acechan' en el glaciar del Tibet

Un artículo publicado el 7 de enero señala que, en caso de derretirse el glaciar del Tibet, pueden liberarse virus desconocidos hasta ahora.
|
Foto: De Diego Delso, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=70210191
Foto: De Diego Delso, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=70210191

Cancún.- 28 grupos de virus desconocidos aguardan congelados en el glaciar del Tibet. Llevan ahí 15 mil años. Y nadie sabe qué ocurrirá el día en que el calentamiento global derrita su hogar y ello les traiga, de nuevo, a vivir.

El hallazgo se dio a conocer el 7 de enero de 2020 a través del estudio titulado Glacier ice archives fifteen-thousand-year-old viruses (Hielo glaciar archiva virus de 14 mil años) realizado por investigadores de las Universidades de Ohio, de Nebraska y del Departamento de Energía del Laboratorio Nacional de Berkeley y el Instituto de Investigación de la Meseta Tibetana de la Academia de Ciencias de China.

También te puede interesar: El pequeño virus que puede matar a tu mascota si no la vacunas

Estudiar estos ancestros microscópicos permitirá a los científicos comprender el clima y características de la atmósfera en el que prosperaron dichos microbios. Un objetivo oportuno si se considera que 2020 inició con la aparición de una nueva cepa del coronavirus de Wuhan, China.

Según los autores de esta investigación —que no ha sido certificada por otros científicos bajo el standard peer review—,  el descubrimiento les permitirá actuar en dos líneas: aprender del mundo en el que surgieron y saber qué males podrían ocasionar en el medio ambiente si es que el calor deshace el hielo que les envuelve.

“Los glaciares de todo el mundo se están reduciendo rápidamente, principalmente debido al calentamiento antropogénico del sistema oceánico-atmosférico de la Tierra, esto lanzará microbios y virus glaciares que han estado atrapados y preservados por decenas de cientos de miles de años”, concluyen quienes firman la investigación.  

Estos virus del glaciar del Tibet llenan vacío

Y agregan:

“Estos datos comienzan a llenar el vacío de información sobre los virus archivados en  el hielo de los glaciares y arrojan luz sobre los posibles impactos de los virus de sus anfitriones”.