Ginóbili, la clave para el triunfo de San Antonio Spurs

Le ganaron a Houston Rockets por 110 a 107, dejándolos más cerca de la final de la Conferencia Oeste.
|
Si San Antonio Spurs gana el próximo jueves en Houston, se clasificarán a la final del Oeste. (Foto: @spurs)
Si San Antonio Spurs gana el próximo jueves en Houston, se clasificarán a la final del Oeste. (Foto: @spurs)

Agencia
Estados Unidos.- Emanuel Ginóbili fue la gran figura de San Antonio Spurs, que le ganó un duelo clave a Houston Rockets por 110 a 107 en tiempo suplementario y quedó más cerca de la final de la Conferencia Oeste.

De acuerdo con el portal Infobae, el bahiense aportó 12 puntos y regaló una volcada en un momento caliente del partido. A dos minutos y pocos segundos para el cierre del segundo cuarto, Manu recibió de Jonathon Simmons y disimulando los 35 años, la clavó con su mano derecha.

También te puede interesar: Golovkin suena como favorito ante la pelea con 'El Canelo' Álvarez

Sin embargo, la jugada magistral la hizo a segundos para el final del partido con una tremenda tapa sobre Harden.

De los 12 puntos que anotó Manu también se destacó un doble que sirvió para empatar el juego a 34.5 segundos del final. Además, el bahiense sumó 7 rebotes y 5 asistencias en 31 minutos.

Los Spurs se ponen en ventaja en la serie por 3 a 2. Si San Antonio gana el próximo jueves en Houston o el domingo en su casa, se clasificarán a la final del Oeste.

Al término del partido, Manu explicó cómo fue esa histórica jugada que será recordada por mucho tiempo: "Fue arriesgada, pero uno toma decisiones faltando tan poco tiempo. Traté de molestarlo desde atrás todo lo que podía y me encontré con la pelota muy cerca. Fui por ella y me salió muy bien por suerte".

Ginóbili habló de la gran media hora de juego que tuvo: "Fue duro y me sentí bien. En todo el año no había jugado 30 minutos y por haber sido la primera vez me sentí muy bien. Fue un partido durísimo y jugarlo en suplementario, con un equipo como ellos que demanda mucho, se siente".

(Foto: Afp)

Antes de despedirse, el bahiense dejó en claro que aún no se logró nada, pero que este encuentro era clave: "El partido cinco, estando 2-2, siempre fue fundamental. Sabíamos que era nuestra chance porque no queríamos ir a Houston estando al borde de la eliminación. Fue clave este triunfo, pero no significa que hayamos ganado la serie, hay que ganar uno más".