¿Qué es QAnon, el colectivo conspirativo que simpatiza con Trump?

Surgió en 2017 y desde entonces ha estado presente en las campañas de Donald Trump.

|
(AP Foto/Sue Ogrocki)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Estados Unidos.- La letra Q, en mayúscula, ha cobrado protagonismo en las recientes elecciones estadounidenses, a menudo visible en pancartas y camisetas en los mítines de Donald Trump. Identifica al colectivo QAnon, cuyos seguidores creen en una serie de teorías de la conspiración.

Su origen son unos mensajes en octubre de 2017 en 4chan, un foro de internet sobre la cultura anime. Alertaban de una supuesta investigación a Hillary Clinton por pedofilia y corrupción. Eran rubricados por la letra Q, usada por funcionarios con acceso a información clasificada de máximo nivel.

El acrónimo QAnon se completa con la abreviatura de "anónimo", Anon. Quien firmaba como Q aseveraba poseer documentación gubernamental secreta, pero nunca ha mostrado pruebas. Solo daba pistas, que sus seguidores llaman "migas". Se llaman a sí mismos "panaderos", pues con esos indicios hornean respuestas a enigmas.

El grupo, minoritario en sus orígenes, fue trasladando sus pesquisas de 4chan a las redes mayoritarias -Reddit, Twitter, YouTube y Facebook- hasta ganar gran presencia el año pasado, por la pandemia y la campaña electoral.

Los "anon" promulgan teorías negacionistas de la covid y han apoyado a Trump, aunque algunos se distanciaron cuando pasó de escéptico del coronavirus a esperanzado en las vacunas.

Trump y su apoyo a teorías conspirativas y racistas

Es largo el historial de Trump de respaldar teorías de conspiración falsas y a menudo racistas con raíces en la ultraderecha.

Ha respaldado a los seguidores de QAnon, una enrevesada teoría de conspiración a favor de Trump, diciendo que él no sabía mucho de sus promotores, “aparte de que entiendo que me quieren mucho” y de que “está ganando popularidad”.

QAnon comparte información sobre un supuesto “Estado profundo”. El FBI ha advertido que los extremistas impulsados por teorías de conspiración, como QAnon, son amenazas terroristas.

En 2017, Trump culpó a “ambas partes” por la violencia fatal en Charlottesville, Virginia, sitio de un choque entre grupos de supremacistas blancos y quienes protestaban contra ellos. Dijo que había “buenas personas” en ambos lados.

En un debate con Biden, Trump se negó a criticar a los neofascistas Proud Boys. En lugar de ello, Trump dijo que el grupo debería “mantenerse alejado y estar preparado”. Ese comentario causó una tormenta y un día después, Trump trató de dar marcha atrás.

Trump no condenó tampoco las acciones de un joven acusado de matar a tiros a dos personas y herir a una tercera durante protestas en las calles de Kenosha, Wisconsin, en el verano. Kyle Rittehouse se declaró inocente de los cargos.

En octubre, el mandatario decidió no criticar a las personas que planeaban secuestrar a la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer.

“Cuando nuestros líderes se reúnen, alientan o fraternizan con terroristas nacionales, legitiman sus acciones y son cómplices”, opinó Whitmer. “Cuando alientan y contribuyen al discurso de odio, son cómplices”.

Para Mary Trump, la forma de la derrota de su tío ayudó a sentar el escenario para la toxicidad que ella dijo en noviembre que ocurriría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

EU: Adiós de Twitter al presidente Donald Trump desata fuerte polémica

Estados Unidos: Twitter cancela definitivamente la cuenta de Donald Trump

Insiste Nancy Pelosi: Trump debe renunciar de inmediato o lo destituirán

(Con información de El Universal y Associated Press)

Cargando siguiente noticia