18 de Octubre de 2018

México

Exhuman cuerpo de niño víctima de bullying

La necropsia busca determinar existencia de bacterias que confirmen una infección pulmonar por heces fecales.

Analizan posible responsabilidad del médico que atendió al menor fallecido. (Imagen de contexto/Notimex)
Analizan posible responsabilidad del médico que atendió al menor fallecido. (Imagen de contexto/Notimex)
Compartir en Facebook Exhuman cuerpo de niño víctima de bullyingCompartir en Twiiter Exhuman cuerpo de niño víctima de bullying

Agencias
GUADALAJARA, Jalisco.- El encargado de la zona centro de la Fiscalía Regional, Jorge Villaseñor, informó que el cuerpo del menor Jonathan, quien falleció por supuesto bullying en Jalisco, fue exhumado para buscar otras posibles causas de su muerte.

En entrevista, explicó que la necropsia fue realizada en Lagos de Moreno y se llevarán a cabo pruebas para "intentar sacar de los pulmones del occiso alguna bacteria que corrobore si se encuentran o no heces fecales".

Añadió que con base a ese dictamen, se citará de nueva cuenta a los involucrados, a quienes se les hará un interrogatorio para deslindar responsabilidades de este caso, ocurrido en la escuela primaria Valentín Gómez Farías, de Unión de San Antonio, Jalisco.

Afirmó que también solicitaron el expediente clínico del menor al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para saber exactamente cómo llegó el niño y qué estudios se le hicieron, y con base a ello determinar "sí hay que proceder contra un doctor", lo cual se vería posteriormente.

Jonathan, de siete años de edad, murió en el IMSS el pasado 9 de marzo tras presentar un cuadro de neumonía, a dos días de presuntamente haber sido víctima de maltrato escolar por parte de alumnos de la escuela.

El caso

Según testimonios, uno de los compañeros de 10 años, del niño identificado como Jonathan Ortiz Ávalos, de 7 años, hundió varias veces la cabeza del menor en una taza de baño para pedirle sus monedas, al parecer frecuentemente los golpeaba para quitarle dinero.

Al sentirse mal días después, los padres de Jonathan lo llevaron a una clínica del IMSS, localizada en Lagos de Moreno, donde el médico diagnosticó un simple "mal estomacal". Sin embargo, la situación se agravó y 2 días después del diagnóstico fue trasladado de emergencia por sus padres al Centro Médico de Occidente, sufriendo 3 paros cardíacos.

En sus pulmones había una infección por desechos del retrete. No pudieron salvarlo y murió el sábado pasado. Los padres levantaron una demanda contra el responsable y la escuela o contra quien resulte responsable, ante una Agencia del Ministerio Público.

Exigieron a la Procuraduría del estado que no deje impune el hecho, pues afirman que su hijo fue víctima de “bullying”.

Primera escuela sancionada

Un caso que marcó un hito fue la sanción impuesta por bullying a una escuela del Distrito Federal. El hecho fue  dado a conocer en un reportaje de la licenciada Janet Huerta Estefan, publicado en el sitio web www.forojuridico.org.mx:

En entrevista, el magistrado del TSJDF que dictó la sentencia, Víctor Rolando Díaz Ortiz, dijo que los hechos ocurrieron en horas de clases cuando  un joven de 12 años fue atacado por otro de mayor edad –15 años– con una silla, provocándole lesiones, y también participó el hermano mayor del agresor, de 17 años, quien golpeó a la víctima produciéndole heridas severas por las cuales tuvo que ser hospitalizado.

Además de ser atendido de las heridas, fue necesaria posteriormente la participación de médicos especialistas en reconstrucción para reparar el daño. Los agresores también fueron denunciados penalmente, demanda que está parada porque dejaron de asistir al colegio y no ha sido posible localizarlos.

El Juez 67 Civil del DF recibió la reclamación en mayo de 2011, y condenó a la escuela privada al pago del equivalente a 5 mil salarios mínimos vigentes (unos 299 mil 100 pesos) y a cubrir los gastos médicos y hospitalarios del menor.

Inconformes con el fallo, los representantes del plantel interpusieron un recurso de apelación que se radicó en la Segunda Sala Civil del TSJDF, y correspondió al magistrado Díaz Ortiz  elaborar el proyecto de sentencia, que fue avalado por dos de sus compañeros.

Consideraron que procedía la condena contra el colegio “por no haber garantizado un espacio libre de violencia y por no haber mantenido el orden dentro de sus instalaciones”. Pero además, aumentaron la sanción a 800 mil pesos, ya que el incidente sucedió por “omisión y falta de acción de las autoridades del colegio”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios