19 de Diciembre de 2018

'Me siento feo porque perdí todo'

Una ola de tierra que sepultó casi la mitad del pueblo de La Pintada arrebató la vida de los cuatro hijos de Amelia Saldaña.

Unos 200 soldados se encuentran buscando sobrevivientes. (Agencias)
Unos 200 soldados se encuentran buscando sobrevivientes. (Agencias)
Compartir en Facebook 'Me siento feo porque perdí todo'Compartir en Twiiter 'Me siento feo porque perdí todo'

Agencias
ACAPULCO, Guerrero.- En medio de un rugido sordo, un alud de tierra, rocas y barro bajó por una ladera y barrió con prácticamente la mitad del remoto pueblo montañoso de La Pintada, donde se había informado de 68 personas desaparecidas, aunque militares localizaron el jueves dos cadáveres.

"El Ejército ha encontrado dos cadáveres, pero el resto todavía lo tenemos como desaparecidos", dijo el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, en una reunión de evaluación sobre la situación en el estado de Guerrero, al que pertenece La Pintada.

Esta es la mayor tragedia ocurrida tras el paso de dos tormentas el fin de semana por ambos lados de México y que en todo el país había causado al menos 97 personas, que no incluye a los desaparecidos, de acuerdo con AP.

Cada uno de los cerca de 400 sobrevivientes de La Pintada, en el estado de Guerrero, recuerdan con precisión donde estaban al momento del mortal golpe de tierra y rocas la tarde del lunes, el mismo día que México celebraba su Independencia en medio de dos tormentas que azotaron la mayor parte del país.

"El tema de fondo es que el gobierno federal es el responsable de gran parte de la tragedia"

Nancy Gómez, de 21 años, escuchó un extraño sonido y con su bebé de un año en los brazos se acercó a la puerta de su casa a mirar que pasaba. Entonces vio el suelo moverse y enseguida sintió cómo era sacudida por detrás cuando su padre la empujó intentando protegerla.

Esa fue la última vez que Gómez vio a su padre, quien se encuentra entre uno de los 68 desaparecidos por el deslizamiento de tierra, cubierto posteriormente por un segundo alud tras el deslave que sepultó ahora también a gente que intentaba rescatar a quienes ya estaban atrapados.

En el primer deslave de un cerro ablandado por las intensas lluvias que dejó la tormenta tropical Manuel, Gómez se vio atrapada en una ola de tierra que la cubrió y dejó apenas una pequeña bolsa de aire entre ella y su bebé.

"Yo gritaba mucho para que me rescataran, pero de mi mamá, mi papá y mi primo no escuché nada, ni un grito, nada, nada", dijo Gómez a mientras permanecía recostada en un colchón dentro de un albergue temporal en el balneario de Acapulco. En algún momento, otros familiares llegaron hasta donde estaba su casa y lograron rescatarla.

El país se vio azotado el fin de semana por Manuel del lado del Pacífico y de manera casi simultánea por el huracán Ingrid, que entró por el Golfo de México.

"Las lluvias que se han registrado en los últimos días, históricamente han sido las de mayor intensidad de forma extendida en la República Mexicana", dijo el presidente Enrique Peña Nieto, de visita en Guerrero para evaluar los daños.

El mandatario, quien dijo que Guerrero ha sido el estado más dañado, anunció la cancelación de su visita la próxima semana a la asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas para encabezar desde el país las labores de supervisión de las distintas labores de rescate.

Osorio Chong había informado que tras visitar La Pintada recibió una lista actualizada que eleva el número de desaparecidos de 58 a 68, y dijo que unos 200 soldados se encuentran en el lugar para buscar sobrevivientes.

Gobierno, 'responsable de la tragedia'

Los desaparecidos en La Pintada no han sido incluidos en la cifra total de fallecidos por las tormentas que en los últimos días han azotado buena parte del país y que el jueves ascendió de 81 a 97, según informó el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente. Unas 35,000 casas fueron dañadas o destruidas por las lluvias.

Fotos tomadas por el gobierno han mostrado varios deslaves y puentes colapsados en importantes avenidas, incluida la Autopista del Sol, una carretera de cuatro carriles que une el balneario de Acapulco con la ciudad de México. Hasta ahora la vía permanece cerrada.

Autoridades han enfrentado críticas de por qué en lugar de hacer mayores advertencias a la gente sobre las tormentas que se acercaban, se enfocaron en las celebraciones de la Independencia y un desfile militar que mantuvo a docenas de aeronaves y vehículos de emergencia en la ciudad de México y no en los estados que se podrían haber necesitado.

El diputado Manuel Huerta, del izquierdista Partido del Trabajo, consideró que "el tema de fondo es que el gobierno federal es el responsable de gran parte de la tragedia".

Sin embargo, el vocero en materia de seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez, rechazó las críticas y aseguró que "los protocolos fueron observados con rigor".

Evacuaciones

Manuel, la misma tormenta que devastó Acapulco, se regeneró y transformó en un huracán que el jueves tocó tierra por segunda ocasión, ahora en costas del estado de Sinaloa en el Pacífico. Por la tarde se degradó a depresión tropical.

Autoridades de protección civil de Sinaloa informaron que algunas zonas del estado comenzaron a inundarse y que más de 2,000 personas fueron evacuadas de algunas pequeñas poblaciones de pescadores en la costa.

El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, dijo que unas 100,000 personas habían sido afectadas por Manuel y que dos personas se habían ahogado.

Las autoridades también se mantienen atentas a una baja presión en la Península de Yucatán, que según los pronósticos podría convertirse en tormenta en los siguientes días.

Osorio dijo que más de 50,000 personas han sido evacuadas en los últimos días en todo el país, de las cuales unas 33,000 se encontraban en albergues.

El funcionario había dicho horas antes que de La Pintada se han logrado evacuar a 337 personas, una de ellas herida de gravedad, y que aún permanecían 45 residentes que se esperaba fueran sacados en el transcurso del jueves.

En Acapulco, miles de viajantes permanecían a la espera de ser trasladados vía área a la ciudad de México.

El puerto quedó incomunicado tras inundarse el aeropuerto y quedar bloqueados varios tramos de las carreteras que lo conectan con la capital, aunque las autoridades han permitido algunos vuelos militares y comerciales de emergencia.

Las autoridades han dicho que alrededor de 40,000 turistas quedaron varados.

Un sonido sordo

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, informó que hasta la tarde del jueves habían sido evacuados poco más de 15,200 turistas vía aérea y que se espera que el viernes se reabra una parte de la carretera para que puedan comenzar a salir también vía terrestre.

Pero el dolor de cualquier turista parece no compararse con el de Amelia Saldaña, una madre soltera de 43 años que perdió a sus cuatro hijos -unos gemelos de 5, uno de 7 y otro de 17 años- en el alud de La Pintada.

Saldaña había acudido a la plaza de la comunidad para una celebración del Día de la Independencia. Dijo que debido a que llovía les pidió a sus hijos que se quedaran en casa mientras ella iba a conseguir un poco del preparado de maíz que regalarían.

Entonces escuchó el alud, un sonido sordo que otros habitantes lo describen como de un temblor. Cuando corrió de vuelta a su casa, simplemente ya no existía.

"Traté de acercarme a mis niños, pero no pude", dijo Saldaña a la AP entre lágrimas. "Me siento feo porque perdí todo".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios