26 de Septiembre de 2018

México

'Ahora le tocó sufrir a Mamá Rosa... que sufra'

Rosa Verduzco obligaba a los menores internados a estudiar música para provecho suyo; además, les daban alimentos podridos, cuenta Carlos Alberto.

La PGR encontró condiciones infrahumanas en el albergue 'La Gran Familia', entre ellas 20 toneladas de basura. (The Associated Press)
La PGR encontró condiciones infrahumanas en el albergue 'La Gran Familia', entre ellas 20 toneladas de basura. (The Associated Press)
Compartir en Facebook 'Ahora le tocó sufrir a <i>Mamá Rosa</i>... que sufra'Compartir en Twiiter 'Ahora le tocó sufrir a <i>Mamá Rosa</i>... que sufra'

Agencias
MORELIA, Michoacán.- Carlos Alberto es un joven originario de Coalcomán, a quien su mamá internó en la casa hogar ''La Gran Familia" para que se corrigiera porque no quería estudiar, pero el haber sido recluido en el albergue administrado por Rosa Verduzco Verduzco le hizo, a su corta edad, vivir los peores años de su vida.

Está a punto de cumplir los 18 años, nueve de los cuales estuvo internado en el albergue intervenido ahora por la Procuraduría General de la República y le da mucho coraje recordar los malos trato que recibió hasta hace pocos días cuando se escapó.

"Ahí había una cosa típica que se hacía, ahí cuando se peleaban: ahí te peleabas a puros putazos y si te peleabas así, era cuestión de que te pisaran la cabeza y a veces del dolor de la cabeza y el piso, pues te desmayaban, te dejaban convulsionando”, relató Carlos.

A Carlos Alberto lo castigaban continuamente porque no accedía a las imposiciones de los guardias afines a la llamada "Mamá Rosa"; lo confinaban hasta 30 días en una especie de celda de castigo y no le daban de comer y cuando no estaba castigado, la comida estaba descompuesta.

"Daban arroz desabrido a veces así y con las tortillas malas, nomás le quitábamos los cachitos malos y así hacíamos sopas para no sentir que estaban malas las tortillas tanto, pero en realidad sí estaban malas”, agregó.

'Que le vaya bien'

Dice que Rosa Verduzco y sus cómplices los obligaban a estudiar música para luego enviarlos a amenizar fiestas o varios eventos, con beneficio sólo para la fundadora de "La Gran Familia".

"Si ya está detenida, que le vaya bien, al cabo que con la regla que midió la están midiendo ahorita, ya gozó lo que tenía que gozar, ahora si le tocó sufrir, que sufra”, aseveró.

Carlos Alberto ahora concentra sus esfuerzos en tratar de rescatar a su hermano, menor quien sigue recluido en lo que hasta la mañana del martes 15 de julio de este 2014, se conocía también como casa hogar de "Mamá Rosa".

Testimonio de maltratos

En tanto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) investiga el caso del albergue La Gran Familia, en Zamora, Michoacán, donde presuntamente se cometieron abusos y maltratos contra personas, entre ellas menores de edad.

Tras la liberación que “autoridades federales hicieron de 596 personas, 278 niños, 174 niñas, seis bebés recién nacidos y 138 mayores de edad, que estaban privadas de su libertad en la casa-hogar”, el organismo indicó que dará seguimiento a la atención que reciban y su destino final.

En un comunicado, anunció que otorgará orientación jurídica a los familiares y víctimas y estará atenta del seguimiento y tratamiento de las niñas y niños rescatados, y pidió a las autoridades involucradas garantizar la integridad física y psíquica de las y los agraviados y sus familiares.

La información que recabó de testigos y de víctimas menores, “señalan la existencia de abusos, maltratos físicos, alimentos en mal estado, e incluso que había un cuarto de castigos, donde los internos eran obligados a permanecer por horas y sin alimentos”.

Condiciones lamentables

En conferencia de prensa, el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, explicó que después de las declaraciones de 12 víctimas hay elementos más amplios para la investigación del caso, entre ellos señalamientos de abusos sexuales y maltratos, aunque ofreció que se aclarará quiénes fueron victimarios y quiénes realmente salvaguardas en el lugar.

Precisó que en la casa hogar ubicada en Zamora, Michoacán, se encontró a las personas en condiciones lamentables, y dijo que existen elementos de presuntas conductas delictivas por lo que en su momento se deslindarán responsabilidades.

La PGR actuará con apego a la ley, con evidencias, ya que la obligación es proteger a las víctimas del delito; hasta el momento 70 personas se han presentado a reclamar parientes que se encontraban en ese lugar, puntualizó.

A su vez el director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, detalló que en la declaración de las 12 víctimas aparece que sufrían maltratos físicos, psicológicos y sexuales.

Además habitaban en condiciones infrahumanas, prueba de ello es que en el lugar se encontraron 20 toneladas de basura y denunciaron que les daban de comer alimentos podridos.

(Con información de Excélsior y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios