20 de Septiembre de 2018

México

Francisco encontrará un México teñido de rojo

Tan solo este fin de semana se registraron 61 asesinatos, la mayoría ocurridos en el sur-sureste del país.

El Papa estará en México del 12 al 17 de febrero, por lo que las autoridades eclesiásticas declararon que el Sumo Pontífice está enterado de la ola de violencia que vive el país. (Imagen de contexto tomada de vanguardia.com)
El Papa estará en México del 12 al 17 de febrero, por lo que las autoridades eclesiásticas declararon que el Sumo Pontífice está enterado de la ola de violencia que vive el país. (Imagen de contexto tomada de vanguardia.com)
Compartir en Facebook Francisco encontrará un México </i>teñido de rojo</i>Compartir en Twiiter Francisco encontrará un México </i>teñido de rojo</i>

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- A 11 días de la visita del Papa Francisco a México parece tomar fuerza la ola de violencia, ya que solo el fin de semana hubo 61 asesinatos sobre todo en la región sur y sureste del país.

La Arquidiócesis Primada de México señaló que el Pontífice no se negará visitar los lugares más "violentos y miserables", que está informado sobre el "oscuro panorama" que reina en el país y que los "gobernantes no pueden tapar el sol con un dedo".

Francisco vendrá a un México que enfrenta "fenómenos delictivos y de violencia que no tienen precedentes en la historia contemporánea", señaló el editorial del órgano oficial de la Arquidiócesis "Desde la Fe".

El Papa estará en México del 12 al 17 de febrero.

Los obispos "mantienen informado al Santo Padre del oscuro panorama, que se vive en nuestro país", señaló el máximo órgano católico y expuso que el Papa "no vendrá al relumbrón de limpieza y pulcritud de ocasión, ni por los papelitos de colores".

Violencia que no frena

La espiral violenta castiga a México desde el sexenio pasado, cuando el entonces presidente Felipe Calderón decidió lanzar una "guerra" contra las bandas del crimen organizado con apoyo del Ejército, lo que ha provocado hasta ahora 155 mil muertos, 26 mil desaparecidos y 280 mil desplazados. 

Este fin de semana, al menos 11 personas fueron asesinadas en una fiesta en Guerrero, epicentro de la violencia en el país, y el cual aún carga con el recuerdo de los estudiantes de Ayotzinapa aún desaparecidos. 

El gobernador del estado, Héctor Astudillo, reveló que en el poblado de Cundancito, municipio de Coyuca de Catalán, región de Tierra Caliente, al menos 11 personas perdieron la vida durante un tiroteo ocurrido en una fiesta de 15 años.

"La información que tenemos es que en una fiesta de 15 años hubo un problema y 11 personas fallecieron. Se intentó llegar al lugar por la noche, y quienes iban en varias patrullas fueron recibidos a balazos", afirmó.

Además, fueron hallados los cuerpos de una pareja de turistas que viajaban a Zinhuatanejo, aparentemente a pasar su luna de miel, y que habrían sido emboscados por hombres armados que los confundieron con miembros de una organización enemiga, según fuentes oficiales.

En Oaxaca seis personas de dos familias distintas murieron, entre ellas un bebé y una niña de 14 años, en las localidades de Pinotepa Nacional y en Miahuatlán, durante un ataque atribuido por hombres armados.

No hay poder que funcione

Carlos Garfias, arzobispo de Acapulco, ciudad recién clasificada por una organización civil como la más violenta del país, dijo que "la estrategia militar para contrarrestar la inseguridad y la violencia ha sido un fracaso". 

"Se requiere una estrategia integral que atienda las causas del fenómeno. La inseguridad y la violencia representan un fenómeno de salud pública y como tal deben ser tratados", señaló.

En Matamoros, Tamaulipas, frontera con Estados Unidos, el domingo se vio sacudida por una ola de enfrentamientos a balazos y persecuciones de miembros de una banda criminal contra el Ejército y la policía provincial llamada "Fuerza Tamaulipas" que arrojaron ocho muertos.

Siete de los fallecidos eran delincuentes pero también murió una niña de 13 años alcanzada por una bala perdida cuando transitaba con sus padres en la zona de los enfrentamientos, y falleció mientras recibía los primeros auxilios.

Otros 15 homicidios se registraron en Chihuahua, Jalisco y Oaxaca.

En Ciudad Juárez, la última escala de la visita del Papa, que se realizará entre el 12 y el 17 de febrero, tres albañiles fueron emboscados por desconocidos.

El Obispo de Roma visitará por varias zonas especialmente golpeadas por el crimen, como el municipio de Ecatepec, a unos 30 kilómetros al norte de la capital, donde oficiará una misa al aire libre ante cientos de miles de personas, además de Michacán y Chihuahua.

Tal vez te interese: Tomará el Papa 'ruta peligrosa' en México

(Información de Ansalatina.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios