18 de Octubre de 2018

Yucatán

Comisarías de Mérida, escenario de batalla entre el PAN y el PRI

Uno de los temas que han propiciado fricción entre los partidos políticos es el de las ambulancias o vehículos de traslado.

La regidora Manuela Cocom Bolio durante un recorrido por comisarías.
La regidora Manuela Cocom Bolio durante un recorrido por comisarías.
Compartir en Facebook Comisarías de Mérida, escenario de batalla entre el PAN y el PRICompartir en Twiiter Comisarías de Mérida, escenario de batalla entre el PAN y el PRI

René Duperón/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Las comisarías de Mérida se han convertido en el nuevo escenario donde PAN y PRI están midiendo fuerzas en la capital yucateca.

De unos días a la fecha, tanto regidores del PAN como del PRI están generando movimiento en estas comunidades rurales, que si bien no rivalizan en peso electoral con la ciudad, sí tienen los votos suficientes para inclinar la balanza en una elección muy reñida, como la que se avizora en 2015, cuando se renovarán los 106 ayuntamientos de Yucatán, además del Congreso local.

Tradicionalmente estas comunidades rurales, clasificadas en comisarías y subcomisarías, se han inclinado electoralmente a favor del PRI. De hecho, la mayoría de los 47 comisarios en funciones actualmente son afines a ese partido, aunque también los hay que se identifican con el PAN (de 12 ó 14) y hay otros que podrían considerarse sin partido.

"No tenían camillas y ningún otro tipo de equipo para la atención de enfermos"

Varios son los temas que han propiciado puntos de fricción entre los ediles del PRI y el PAN, que incluso han protagonizado enfrentamientos, una guerra de declaraciones y hasta una denuncia penal que interpusieron concejales del Revolucionario Institucional contra el alcalde Renán Barrera Concha y el director del Instituto Municipal de Salud, Manuel Díaz Suárez.

El enfrentamiento entre concejales meridanos, como informamos, ocurrió durante una reunión del Copladem en la que se revisaba el Plan Municipal de Desarrollo 2012-2015. En aquella ocasión, regidores panistas acusaron a sus colegas del PRI de irrumpir en la sesión y de amenazar al director de Desarrollo Social, Salvador Vitelli Macías.

En respuesta los priistas dijeron que únicamente estaban dando cumplimiento a sus responsabilidades como servidores públicos, en defensa de los intereses de la sociedad.

El regidor Enrique Alfaro Manzanilla dijo que el “encuentro” con el Vitelli Macías fue un llamado enérgico a un reclamo de los comisarios de la capital yucateca, en especial por el tema de las ambulancias.

Ambulancias o vehículos de traslado

Este tema es precisamente el que más ha levantado polvo y se ha convertido en bandera del PRI contra la administración de Renán Barrera. Incluso los regidores de este partido han señalado que la cancelación de este servicio en el actual ayuntamiento ha causado muertes por falta de vehículos para trasladar a enfermos de las comisarías.

La polémica se originó desde la administración anterior, que encabezó la priista Angélica Araujo Lara, cuando se comenzó a prestar el servicio de traslado de pacientes desde las comisarías con vehículos arrendados.

Por aquel entonces la mayoría priista acusó a la oposición panista de oponerse a la prestación de ese servicio. Según argumentan regidores de aquellos años que ahora son funcionarios de la actual administración, no avalaron ese servicio porque se prestaba mediante arrendamiento de vehículos con un alto costo para el Municipio.

Los enfrentamientos entre regidores del PRI y el PAN han sido constantes en Mérida

En consecuencia, una vez que llegó al poder una administración de un partido distinto al PRI, el servicio fue cancelado en este ayuntamiento que preside Barrera Concha.

De acuerdo con la regidora Manuela Cocom Bolio, presidenta de la Comisión de Comisarías de Mérida, en realidad no eran ambulancias con las que se prestaba el servicio en la administración anterior, sino que únicamente eran vehículos para trasladar pacientes.

“No tenían camillas y ningún otro tipo de equipo para la atención de enfermos, sino que únicamente eran camionetas tipo van que pasaban a buscar a los pacientes en las comisarías y los trasladaban a Mérida; insisto, no eran ambulancias simplemente unidades de traslado”, declaró en entrevista la regidora Cocom.

“Además, se pagaba un costo muy elevado por prestar este servicio, porque se hacía con vehículos arrendados”, añadió. “Lógicamente al entrar en funciones este ayuntamiento, por las condiciones tan precarias en las que lo recibimos, no podíamos seguir costeando el servicio, pues teníamos que cubrir otras necesidades prioritarias, como el pago de sueldos y los aguinaldos que ya teníamos encima”.

Las Bacantes y los desnudos

Por último, otro caso en comisarías que levantó polémica fue la presentación en Cholul de la obra de teatro “Bacantes para terminar con el juicio de Dios”, que incluye desnudos masculinos totales y femeninos parciales.

Regidores priistas denuncias que la obra se presentó en la plaza pública, a la vista de personas de todas las edades.

El comisario de Cholul, Abelardo Canché Cocom, se quejó porque nunca le avisaron “que se encueraban los actores”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios