24 de Septiembre de 2018

Mundo

Arde EU por asesinatos de afroamericanos

Se registra la muerte de tres policías: las autoridades aseguran que fueron atacados por francotiradores desde puntos elevados.

En Nueva York y otros puntos de EU miles de personas salieron a las calles a manifestarse contra el uso excesivo de la fuerza de la policía. (AP)
En Nueva York y otros puntos de EU miles de personas salieron a las calles a manifestarse contra el uso excesivo de la fuerza de la policía. (AP)
Compartir en Facebook <i>Arde</i> EU por asesinatos de afroamericanosCompartir en Twiiter <i>Arde</i> EU por asesinatos de afroamericanos

Agencias
ALBUQUERQUE, New Mexico.- Un hombre murió baleado por la policía mientras vendía discos compactos afuera de un minisúper en Louisiana. Al día siguiente, otro fue muerto a tiros a manos de un agente en Minnesota después que le marcaran el alto porque el vehículo traía fundida una luz trasera.

Dos asesinatos que fueron captados en video y transmitidos al mundo, y que han dejado a muchos afroestadounidenses enfurecidos y desconsolados, preguntándose si alguna vez verán el fin de las muertes de minorías a manos de policías en Estados Unidos.

En entrevistas, mensajes en redes sociales, videos y en estaciones de radio de todo el país, los negros y los hispanos están expresando emociones que van de la ira al miedo, y de la confusión a la tristeza, al igual que con manifestaciones y protestas en varios puntos del país, entre ellos la ciudad de Dallas, en Texas.

Lea también: Se 'confiesa' policía blanco que mató a chico negro en Ferguson

El jefe de policía de esa demarcación dijo que al parecer dos francotiradores le dispararon a 10 agentes de policía durante las manifestaciones y tres de ellos murieron.

El jefe de policía David O. Brown dijo en un comunicado que tres de los agentes que resultaron heridos están en condición crítica. 

Afirmó que los francotiradores dispararon desde "posiciones elevadas" durante las protestas por los dos tiroteos policiacos fatales de los últimos dos días.

Los disparos comenzaron alrededor de las 8:45 p.m. del jueves. Imágenes de televisión mostraban a los manifestantes caminando a lo largo de una calle del centro cuando se escuchan los disparos y la multitud se esparce en busca de refugio.

Más horror

"¡Estamos siendo atacados! ¡Es tan claro como el agua! En menos de 24 horas hay otro cuerpo en las calles", escribió el quarterback de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, en Instagram en respuesta a la muerte de Philando Castile, un residente de Minnesota que murió baleado durante una detención de tránsito. Agregó un video de los momentos posteriores al tiroteo de Castile. 

Un día antes, Kaepernick publicó el video de la muerte de Alton Sterling en Baton Rouge, Louisiana, afuera de un minisúper, en donde le dispararon a quemarropa luego de que dos agentes lo derribaran.

"¡Así se ven los linchamientos en 2016!", escribió Kaepernick.

Vea las fotos de la tensión en Baltimore por muerte de joven negro en 2015

No hubo tiempo para terminar la indignación pública por la muerte de Sterling cuando Castile había fallecido, y su novia publicó en Facebook un video de los instantes posteriores al tiroteo, presentando un nuevo horror en las salas de estar y oficinas: negros sangrando, negros que mueren tras un nuevo encuentro con la policía.

Nakia Jones, una policía de raza negra en Warrensville Heights, Ohio, publicó un video en línea en el que exige la renuncia de cualquier agente blanco que le tema a los negros: "¿Cómo se atreven a pararse a mi lado con el mismo uniforme y asesinar a alguien? ¿Cómo se atreven?".

"No mereces ese uniforme", continuó. "Quítatelo".

Minorías angustiadas

Los negros y los latinos no están solos en su indignación.

"Nadie debería morir a tiros en Minnesota por traer fundida una luz del auto", dijo el gobernador de la entidad, Mark Dayton. "¿Esto habría sucedido si los pasajeros hubieran sido blancos? No lo creo".

Jeff Hoyt, un blanco de 55 años de Spartanburg, South Carolina, que visita a unos familiares en Kansas City, Missouri, dijo que quedó horrorizado por el tiroteo de Louisiana.

"¿Qué puedo decir? Eso fue un homicidio, al menos lo que vi en la cámara", afirmó.

Pero las minorías, angustiadas no solo por una serie de notorios tiroteos policiacos en los últimos años, sino también por el largo historial de violencia en Estados Unidos, expresaron una particular desesperación. 

Con las ejecuciones de Alton Sterling y Philando Castile, esta semana en Louisiana y Minnesota, suman 136 los afroestadounidenses muertos a manos de las fuerzas del orden en Estados Unidos en lo que va de 2016.

'No son amigos'

Los recientes tiroteos provocaron protestas y ceremonias en Louisiana, Minnesota y otros estados en los que hay casos pendientes que involucran a policías. Algunos están enfurecidos, limitados a utilizar vocabulario soez para describir lo sucedido. Mientras que otros indicaron que los fallecimientos subrayan el hecho de que las minorías aún tienen motivos para temerle a la policía.

Greg Davis, asesor financiero y padre de dos, residente de Rio Rancho, New Mexico, dijo que como padre no puede evitar sentirse afectado por los tiroteos. "Esto me motiva a hacer todo lo posible para instruir y preparar a los jóvenes", dijo Davis. "Como me enseñaron: 'Uno tiene que hacer todo lo posible para que el agente de policía se sienta cómodo'''.

Horace Small, director ejecutivo de la Unión de Vecindarios de Minorías, un grupo en contra de la pobreza en Boston, dijo que de niño recibió un consejo similar y se lo transmitió a su hijo. "No conozco a ningún negro, no conozco a ningún puertorriqueño, que no le haya tenido que contar a su hijo a partir de los 4 años sobre la policía", dijo Small. "Pero también se les dice que los policías no son tus amigos".

En Nueva York

Cientos de personas marcharon el jueves por las calles de Manhattan para protestar por los recientes incidentes en que murieron dos hombres negros a manos de policías.

Los manifestantes se reunieron primero en Union Square Park, en donde corearon: "El pueblo unido jamás será dividido" y "¿Qué queremos? Justicia. ¿Cuándo la queremos? Ahora".

Los manifestantes luego abandonaron el parque y empezaron a marchar sobre Fifth Avenue mientras los agentes batallaban para mantenerse al lado de la multitud.

Michael Houston, un estudiante de Brooklyn de 20 años, dijo que el enojo y la falta de medidas lo llevaron a protestar.

"Es la definición de insensatez", declaró Houston. "¿Cómo esperamos que algo sea diferente cuando nada cambia?"

Lawrence Amsterdam, de 35 años y también estudiante de Brooklyn, condenó lo que llamó injusticia policial.

"Se supone que uno es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Pero como yo lo veo, es asesinar primero y hacer preguntas después", lamentó Amsterdam.

(Con información de The Associated Press y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios