Brasil no puede ser gobernado por ese loco: Lula a Bolsonaro

En la entrevista, Lula habló de las acusaciones en su contra, las cuales rechaza.

|
Sus declaraciones trascendieron en las ediciones de este sábado de periódicos y portales en Europa, América Latina y Estados Unidos. (Foto: Reforma/Óscar Mireles)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencias

Brasilia.- El ex presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, aseguró que su país está gobernado por “locos”, en una entrevista a la que tuvieron acceso medios internacionales luego de permanecer un año silenciado desde su ingreso a prisión en 2018. 

La prensa internacional destacó este sábado la primera entrevista dada por el expresidente Lula da Silva, la cual se hizo desde la prisión.

En la entrevista habló de sus días en la cárcel y de las acusaciones en su contra, las cuales sigue rechazando.

También te puede interesar: Corte brasileña acepta reducir condena de Lula da Silva

En poco más de dos horas, Lula da Silva dijo a los periodistas que Brasil está siendo gobernado por un loco, en alusión al presidente Jair Bolsonaro.

“Vamos a hacer una autocrítica general, porque no puede ser que Brasil esté gobernado por ese loco, el país no lo merece y sobre todo el pueblo no lo merece”, puntualizó.

La entrevista exclusiva con enviados del diario local Folha de Sao Paulo y del español El País fue posible después de que la justicia la autorizara, un derecho que se le había negado desde que fue encarcelado.

Lula da Silva, presidente de Brasil de 2003 a 2011, está preso en sureña ciudad de Curitiba, en el estado de Paraná, desde abril de 2018, cumpliendo una condena de 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero, aunque el martes pasado su sentencia fue reducida a ocho años y 11 meses.

Lula Da Silva aseguró que duerme con la conciencia tranquila 

En su encuentro con la prensa, en un pequeño auditorio en la sede de la Policía Federal en Curitiba y escoltado por guardias, el ex mandatario aseguró que duerme con la conciencia tranquila y que sabe el lugar que ocupa en la historia de Brasil.

Afirmó además que Brasil tiene en la actualidad “el nivel más bajo de la política exterior” y arremetió contra autoridades, como el procurador Deltan Dallagnol y el exjuez Sergio Moro, quien encabezó el proceso que lo llevó a prisión y que en la actualidad es ministro de Justicia de Bolsonaro, por la “farsa” montada en su contra.

Asimismo habló sobre la muerte de su pequeño nieto Arthur Araujo Lula da Silva, registrada el pasado 1 de marzo, a cuyos funerales le fue permitido asistir bajo un fuerte dispositivo de seguridad.

Sus declaraciones trascendieron en las ediciones de este sábado de periódicos y portales en Europa, América Latina y Estados Unidos, entre ellos el británico The Guardian, el francés Le Figaro, el ruso Sputnik, el canal estadunidense Fox News y el argentino Página 12.

(Con información de Notimex)

Cargando siguiente noticia