Cuarentena por coronavirus permite avistamiento de civeta

Activistas señalan que el mamifero es enjaulado y alimentado únicamente con bayas de café, lo que hace único el ingrediente de una lujosa bebida.

|
Los fabricantes del café de civeta obligan a los espécimenes a consumir en un mes los granos que comería en todo el año. [Foto: Pixabay]
Los fabricantes del café de civeta obligan a los espécimenes a consumir en un mes los granos que comería en todo el año. [Foto: Pixabay]

INDIA.- El confinamiento provocado por la pandemia de coronavirus no solamente ha dejado una estela de temor, enfermedad y muerte, sino que también ha permitido conocer el impacto de la cotidianeidad humana en el mundo de la fauna salvaje. 

De acuerdo con el portal Travesías, esta semana fue el turno de la Civeta Asiática, un pequeño mamífero que vive en las regiones tropicales del suroeste de la India. El cual se dejó ver caminando tranquilamente por una de las avenidas, ahora poco transitadas de la ciudad de Meppayur, India. 

Te puede interesar: ¿Fake News del coronavirus en WhatsApp? Aprende a evitarlas

Al respecto, Parveen Kaswan, miembro del Servicio Indio Forestal (IFS), dijo que probablemente esta civeta en particular esté enferma, ya que caminaba de forma inusual y salió de día, cuando en realidad esta especie tiene hábitos nocturnos. Aún así, su aparición llenó de esperanza a la comunidad internacional, ya que existe la posibilidad de que haya más mamíferos sanos en los bosques tropicales que rodean a dicha urbe.

Civeta asiática y su relación con el café más caro del mundo 

La criatura, conocida como civeta asiática, es enjaulada y alimentada únicamente con bayas de café para que cuando su cuerpo las procese puedan ser utilizadas como el ingrediente clave del lujoso producto, así se dio a conocer en el portal Anima Naturalis. 

La activista Ashley Fruno, de la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA), afirmó al respecto que: "es una industria casi sin regulación. Hay poblados en Indonesia en los cuales toda la población está involucrada en la producción del café de civeta, cada familia suele tener de 10 a 20 animales enjaulados".

El mamífero se alimenta de manera esporádica de bayas de café cuando está en libertad, pero al ser capturado por los fabricantes consume en un mes los granos de café que comería en todo el año. Además, son enjaulados y privados así de la compañía del resto de su especie. 

Los granos son recolectados de las heces del animal, puesto que las bayas ingeridas pasan por el proceso gástrico-intestinal del animal, el cual le aporta al brebaje las características que lo hacen único. Después de esto, el grano es tostado y comercializado. El exótico manjar puede alcanzar en el mercado el precio de 500 dólares por kilo.