24 de Septiembre de 2018

Mundo

El asesino que dejó herencia a familiares de sus víctimas

James Lee DiMaggio dejó 112 mil dólares a los parientes de la mujer y del menor que asesinó.

James Lee DiMaggio, Hanna y Ethan Anderson. Las llamas acabaron con la vivienda. (Foto:ellatinoonline.com)
James Lee DiMaggio, Hanna y Ethan Anderson. Las llamas acabaron con la vivienda. (Foto:ellatinoonline.com)
Compartir en Facebook El asesino que dejó herencia a familiares de sus víctimasCompartir en Twiiter El asesino que dejó herencia a familiares de sus víctimas

Agencias
SAN DIEGO, Cal.- En un caso sin precedentes, un hombre que mató a dos personas y secuestró a otra de la misma familia dejó 112 mil dólares a los familiares sobrevivientes de sus víctimas, informó el martes el apoderado del delincuente.

Andrew Spanswick, representante de James Lee DiMaggio, de 40 años, el doble homicida y secuestrador que fuera abatido por 150 agentes del FBI, dijo que su cliente dejó su capital a la madre de la mujer asesinada y abuela de la jovencita de 16 años de edad secuestrada.

El apoderado informó la decisión de DiMaggio luego de que la adolescente Hannah Anderson comenzara a reunir donativos para los sepelios de su madre y su hermano menor a quienes mató DiMaggio.

El sujeto había decidido desde 2011, según el documento dado a conocer por Spanswick, dejar su capital a Berenice Anderson, la abuela de la joven liberada en un operativo policial en Idaho.

Hannah, desaparecida el pasado 3 de agosto después de una práctica de porristas, fue liberada tras una intensa búsqueda de una semana en el bosque que terminó con la muerte de DiMaggio, sospechoso de matar a la madre y hermano de la menor.

Los hechos

El domingo 4 de agosto, DiMaggio incendió su casa en Boulevard, un pueblo rural al este de San Diego, y en su interior los bomberos encontraron los restos de Christina Anderson, de 44 años, y de su hijo Eathan, de 8 años. El hombre se había llevado aparentemente contra su voluntad a Hannah, de 16 años.

Tras los crímenes, el que parecía ser amigo de la familia Anderson quemó la casa y luego huyó con la adolescente.

Los bomberos encontraron el cuerpo de la madre en el garaje de DiMaggio cerca de una barra de hierro y lo que parecía ser sangre junto a su cabeza, informó Associated Press.

Luego encontraron al perro de los Anderson (a quien DiMaggio mató de un tiro) debajo de un saco de dormir en el garaje, muy cerca de la cabeza de la madre de Hannah.

El último cadáver en aparecer entre los escombros fue el del niño Ethan, que según las autoridades, se encontraba en un pésimo estado que fue difícil de reconocer.

DiMaggio, de 40 años, era como un tío de los niños y convivió de cerca con los padres durante casi dos décadas. 

Según Univisión.com, DiMaggio intercambió varias llamadas con su hermana, Lora Robinson, el día de los asesinatos. También había registro de varias llamadas realizadas al teléfono de Hannah, en las horas previas a su desaparición.

Hannah Anderson fue rescatada cuando los agentes del FBI mataron a DiMaggio en un campamento en las montañas del desierto de Idaho el sábado 10 de agosto, poniendo fin a una búsqueda de seis días que se extendió por gran parte del oeste de Estados Unidos y partes de Canadá y México. 

El FBI movilizó por lo menos a 150 oficiales a la zona, incluido su Equipo de Tácticas y Armas Especiales (SWAT) luego que unos turistas que cabalgaban en la zona informaron que vieron a DiMaggio y Hannah. 

"Obviamente, habríamos querido que el señor DiMaggio se entregara pero ese no fue el caso", dijo el alguacil del condado de San Diego, Bill Gore.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios