12 de Noviembre de 2018

Mundo

Empresarias saudíes 'rompen' el velo islámico

Ahora las mujeres podrán abrir negocios sin necesidad de pedir permiso a un hombre.

El príncipe Mohamed bin Salman quiere insertar a las mujeres en la vida económica del reino saudí (Mundo).
El príncipe Mohamed bin Salman quiere insertar a las mujeres en la vida económica del reino saudí (Mundo).
Compartir en Facebook Empresarias saudíes 'rompen' el velo islámicoCompartir en Twiiter Empresarias saudíes 'rompen' el velo islámico

Agencias
RIAD, Arabia Saudita.- Las saudíes han quebrado un nuevo veto. A partir de ahora las mujeres del ultraconservador reino no necesitarán el permiso del tutor varón para establecer su empresa e iniciar su propio negocio, en mitad de unas reformas que les permitirán conducir en junio próximo.

"Ya no se necesita la autorización del tutor. Las mujeres saudíes son libres de comenzar su actividad comercial sin obstáculos", anunció el ministerio de Comercio e Inversión en el marco de una iniciativa que busca impulsar la economía local y acabar con la adicción al petróleo del país. Entre las medidas, figura, además, el registro electrónico de la compañía.

También te puede interesar: Después de 35 años: anuncian salas de cine en Arabia Saudita

De acuerdo con información de El País, en el sitio web de la dependencia saudí se indica que “las mujeres podrán beneficiarse de los servicios electrónicos del gobierno sin tener que demostrar el consentimiento de tutor".

"Las mujeres podrán beneficiarse de los servicios electrónicos del gobierno".

Hasta la fecha las súbditas saudíes no podían registrar su empresa ante un notario sin contar con el plácet de un 'mahram', (tutor varón) ya fuera progenitor, cónyuge, hermano o incluso vástago. El anuncio debilita la figura del guardián que ha suscitado críticas y protestas de la población femenina.

El avance coincide con los objetivos de Visión 2030, un ambicioso plan de reformas impulsado por el príncipe heredero y ministro de Defensa, Mohamed bin Salman, de 32 años. El acceso al mercado laboral de las mujeres es uno de los objetivos del programa, que busca reducir así la necesidad de mano de obra extranjera.

La tasa de empleo femenino actual ronda el 20% y el propósito es elevarla hasta 30% en 2030.El fomento de las iniciativas empresariales de las saudíes se produce en unos meses jalonados de cambios.

En diciembre se celebró el primer concierto de una mujer en Riad y a principios de este año, las saudíes pudieron asistir por vez primera a un estadio para presenciar un partido de fútbol. El próximo junio se levantará la prohibición de conducir alimentando el mercado de compra de vehículos y disminuyendo la cifra de conductores extranjeros que hasta ahora ofrecían el servicio a las féminas.

A pesar de los progresos, las saudíes siguen enfrentándose a una ubicua discriminación. No pueden viajar al extranjero, someterse a una intervención quirúrgica, casarse, alquilar un apartamento, matricular a sus hijos en un colegio, abrir una cuenta bancaria, deambular por la calle o viajar sin el permiso de un 'mahram'. El país ocupa el antepenúltimo puesto en el índice mundial de desigualdad de género de las Naciones Unidas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios