14 de Noviembre de 2018

Mundo

No sería aconsejable empujar el límite de endeudamiento: Obama

El presidente de Estados Unidos subrayó que urge cada vez más subir el tope de la deuda federal y acabar con la parálisis gubernamental.

Obama dialoga con comerciantes y dueños de negocios acerca del techo de la deuda y la parálisis del gobierno. (Agencias)
Obama dialoga con comerciantes y dueños de negocios acerca del techo de la deuda y la parálisis del gobierno. (Agencias)
Compartir en Facebook No sería aconsejable empujar el límite de endeudamiento: Obama Compartir en Twiiter No sería aconsejable empujar el límite de endeudamiento: Obama

Agencias
WASHINGTON, D.C.- Los demócratas y republicanos en desacuerdo sobre el cierre parcial del gobierno pueden lograr mucho unidos una vez que la parálisis termine y el tope de endeudamiento federal sea incrementado, dijo este sábado el presidente Barack Obama.

En su mensaje semanal por radio e internet, Obama indicó que los legisladores deben aceptar que no hay razón para que alguien deba seguir sufriendo. Dijo que el cierre parcial afecta a aquellos a los que el gobierno busca servir.

Obama señaló que esa es la razón por la que más y más republicanos dicen que el cierre debería concluir.

"No sería aconsejable, como han sugerido algunos, empujar el límite de endeudamiento por un par de meses, y coquetear con la primera mora de pagos del país a nivel internacional en medio de la temporada de compras navideñas", dijo el sábado Obama en su alocución.

En la respuesta republicana, el congresista Howard "Buck" McKeon dijo que ambas partes han encontrado un punto de acuerdo durante el estancamiento presupuestario al otorgar fondos para programas de los exmilitares. McKeon dijo que Obama y los congresistas demócratas deberían respaldar otros proyectos de ley que financien servicios del gobierno y luego sentarse con los republicanos a resolver sus diferencias.

Las dos visiones

Los demócratas quieren elevar el tope de endeudamiento federal hasta fines del próximo año. Los republicanos rechazarán el plan en las conversaciones de los senadores del grupo, negociaciones que los líderes senatoriales siguen atentamente.

El grupo está enfocado en la propuesta de la senadora Susan Collins, republicana por Maine, y otros que ligaría el plan para mantener abierto el gobierno por seis meses con un aumento de la capacidad de endeudamiento federal hasta fines de enero.

Mientras tanto, los representantes republicanos se reunirían este sábado por la mañana para recibir una actualización por parte de sus dirigentes sobre el curso a seguir.

No a la extorsión

"La política es una batalla de ideas, pero el avance de esas ideas se tiene que hacer a través de las elecciones, de las leyes, no mediante extorsión", precisó el presidente norteamericano .

Obama dijo entender el malestar popular frente a una situación que caracterizó de anormal y con un potencial riesgo para todos "y por eso debemos detenerla".

"Por eso es que debemos aprobar un presupuesto que regrese a la gente a sus empleos y acabe con este cierre republicano. Paguemos nuestras cuentas y evitemos un cierre económico", indicó.

Obama rechazó privadamente el viernes un plan de la Cámara de Representantes que ligaba la reapertura del gobierno - y la medida adjunta para aumentar temporalmente el límite de endeudamiento - a concesiones presupuestarias.

Públicamente, el liderazgo republicano en la cámara baja dijo que las negociaciones van por buen camino. Obama llamó al presidente de dicho cuerpo legislativo, el republicano John Boehner, el viernes a media tarde. Michael Steel, un vocero del líder de los representantes republicanos, dijo que "acordaron que todos deberíamos seguir conversando".

En privado, los canales entre la Casa Blanca y la cámara baja no rindieron frutos, dijeron asesores de ambas partes, los ayudantes hablaron a condición de guardar el anonimato porque el diálogo fue privado.

Obama dijo que el daño al "impecable" crédito de Estados Unidos no solo provocaría que los mercados financieros de desquiciaran, pero encarecería también los préstamos para los estadunidenses, que calificó como "un impuesto republicano automático sobre cada familia y negocios" del país.

Ese crédito empero se vio dañado en 2011 durante el más reciente amago para provocar una moratoria, cuando la tardía autorización del techo de la deuda provocó que Estados Unidos cayera en la valoración de las principales calificadoras mundiales de riesgo.

Desde hace 200 años

Obama recordó que los republicanos arriesgan una suspensión de pagos, lo que no sucede en Estados Unidos desde el siglo XVIII.

Asimismo, destacó que el actual cierre de las operaciones no esenciales del gobierno no había sucedido desde hacía 17 años, lo que afecta ya a cientos de miles de servidores públicos, que tendrán que posponer sus pagos, dejar de abonar a sus deudas y ver su historial crediticio arruinado, sin razón.

El presidente resaltó entre las prioridades la necesidad de crear más empleos, educar más niños y arreglar el sistema migratorio, además de repatriar más soldados y reconstruir a la clase media.

(Con información de The Associated Press y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios