18 de Enero de 2018

Mundo

Pone Cuba freno a 'mulas' con nuevas normas aduaneras

A partir del 1 de septiembre próximo se reduce la cantidad de artículos que los viajeros cubanos podrán introducir en el país o recibir por envíos.

Las medidas, que comenzarán a regir el 1 de septiembre próximo, reducen la cantidad de productos que los viajeros cubanos podrán introducir en el país o recibir por envíos postales. (Imagen de archivo/AP)
Las medidas, que comenzarán a regir el 1 de septiembre próximo, reducen la cantidad de productos que los viajeros cubanos podrán introducir en el país o recibir por envíos postales. (Imagen de archivo/AP)
Compartir en Facebook Pone Cuba freno a 'mulas' con nuevas normas aduanerasCompartir en Twiiter Pone Cuba freno a 'mulas' con nuevas normas aduaneras

EFE
LA HABANA, Cuba.- Las nuevas normas aduaneras anunciadas en Cuba para limitar las importaciones no comerciales han levantado una ola de polémica en la isla, donde las críticas han llevado incluso a debates sobre las reformas económicas, el mercado y hasta la emigración por parte de analistas y blogueros.

Las medidas, que comenzarán a regir el 1 de septiembre próximo, reducen la cantidad de artículos que los viajeros cubanos podrán introducir en el país o recibir por envíos postales, para evitar así importaciones que tienen como fin la "comercialización" y el "lucro", según precisó hoy la Aduana.

Desde su anuncio la semana pasada, la prensa oficial (toda controlada por el Estado) ha tenido que dedicar varios espacios a explicar la norma, decenas de lectores han enviado dudas y críticas a los medios, y analistas y blogueros se han pronunciado.

"Lo que está ocurriendo puede ser intencional para sabotear la Revolución Cubana o quizá es pura incapacidad administrativa, lo cual sería peor y mucho más triste porque entonces el proyecto nacional perecería de la mano de quienes están encargados de salvarlo", publicó el blog "La Joven Cuba", liderado por un grupo de universitarios que aborda fundamentalmente temas políticos.

El texto de Harold Cárdenas, uno de los fundadores de esa bitácora, insistió en que la única explicación para medidas impopulares como esta y otras recientes (por ejemplo, vetar los cines 3D privados y autorizar la venta de vehículos, pero a precios prohibitivos) es que "alguien quiere que caiga el sistema".

La voz de Granma y sus interlocutores

El diario Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba, admitió ayer que muchos de sus lectores han visto las regulaciones como "incomprensivas y alejadas de la realidad cubana; injustas, demasiado administrativas", y no acordes con las reformas económicas que impulsa el Gobierno de Raúl Castro para "actualizar" el socialismo.

"La Aduana sólo ejecuta medidas tomadas por quienes analizan y controlan nuestra realidad económica. Es de esperar que estos responsables sepan explicarse mejor", aseveró este viernes en su blog personal el cantautor Silvio Rodríguez, sumándose al debate.

Funcionarios de la Aduana, citados hoy por Granma, explicaron que "las resoluciones (...) están encaminadas a regular la importación no comercial, pues ella no puede ser la vía para abastecer las actividades de distintas formas de gestión no estatal como los cuentapropistas".

"Para eso habría que pensar en una fórmula o norma que permita la importación con carácter comercial", señaló al periódico un vicejefe de esa entidad.

También te puede interesar: Levanta Cuba restricciones de viaje a sus habitantes

 La decisión pasa por los intentos del Gobierno de eliminar el negocio de "mulas", principalmente provenientes de Miami o países latinoamericanos, que alimentan el vasto "mercado negro" que existe en la isla, donde la red minorista que controla el Estado tiene muchas carencias y altos precios.

Cuando el Gobierno decidió en 2010 ampliar el sector privado, ese "tráfico" aumentó y durante meses muchos negocios de los llamados "cuentapropistas" vendieron abiertamente, y con la tolerancia de las autoridades, productos importados por esa vía (ropa, accesorios, móviles) hasta que en 2013 ese tipo de comercio fue prohibido y pasó a la ilegalidad.

En los últimos días, usuarios de algunas webs oficiales han advertido de que en todo el mundo hay límites aduaneros, pero destacan que Cuba es un caso particular porque unas circunstancias económicas podrían justificar ciertos "excesos" en las importaciones.

El académico Esteban Morales resaltó en un artículo divulgado en la red que "el problema de la importación ilegal no se va a solucionar, ni medianamente, hasta que no haya en Cuba un mercado mayorista" que permita a los privados, "que la propia política económica está desarrollando", encontrar legalmente dónde adquirir suministros.

La también académica Milena Recio, opinó en otro texto que ese mercado no oficial tiene vida en Cuba "porque hay un evidente desequilibrio entre la oferta (en cantidad y calidad) y la demanda".

"El hortelanismo como política, donde no comes ni dejas comer, no trae ninguna ventaja, ni resultará bueno para nadie", apuntó Recio en la web "Progreso Semanal".

Desde ese mismo sitio, el diplomático e investigador Jesús Arboleya sostuvo: "Más que concebirlo desde una perspectiva negativa, tomando medidas impopulares dentro y fuera de Cuba, hay que buscar la manera de organizar este comercio, no solo para facilitarlo, sino también para dignificarlo".

La doble moneda

La actual polémica sigue a la que ya tuvo lugar hace dos años, cuando la Aduana encareció el pago de aranceles -todavía vigente- e hizo aflorar el problema de la doble moneda en el país.

Entonces se estableció que los cubanos pagan en pesos cubanos los impuestos de su primer viaje anual, pero en otros posteriores tienen que hacerlo en pesos convertibles (moneda dura, equivalente a 24 pesos cubanos al cambio)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios