21 de Septiembre de 2018

Ofrecen otro viaje a pasajeros del crucero Carnival Triumph

La empresa se ha hecho cargo de todos los gastos del alojamiento y transporte de los afectados, y les ha entregado 500 dólares a cada uno.

La empresa se disculpó con los turistas por haberles arruinado sus vacaciones. (Agencias)
La empresa se disculpó con los turistas por haberles arruinado sus vacaciones. (Agencias)
Compartir en Facebook Ofrecen otro viaje a pasajeros del crucero Carnival TriumphCompartir en Twiiter Ofrecen otro viaje a pasajeros del crucero Carnival Triumph

Agencias
MOBILE, Alabama.- Los pasajeros que por fin escaparon de la pesadilla del crucero Triumph de la línea Carnival eligieron entre varias opciones: algunos se alojaron en hoteles y otros tomaron autobuses o vuelos tras pasar cinco días en un buque en el Golfo de México paralizado por un incendio en la sala de máquinas.

El navío vacacional con unas 4,200 personas a bordo atracó el jueves por la noche en Mobile ante la algarabía de los pasajeros hartos de inodoros desbordados, hedor y escasez de alimentos.

"¡Hogar, dulce hogar, Alabama!", decía uno de los carteles que los pasajeros colgaron a los costados del barco de 14 pisos mientras muchos celebraban la llegada desde la cubierta. La sirena del buque sonó varias veces cuando cuatro remolcadores lo dejaron en la costa a las 9.15 p.m. hora local.

"Fue horrible, verdaderamente horrible", se quejó María Hernández, de Angleton, Texas, mientras recordaba cuando se despertó el domingo en su cabina por el humo del incendio. Y después narró cómo pasaron los días siguientes en medio del calor y el hedor.

Vance Gulliksen, vocero de Carnival, dijo que se les dieron tres opciones a los pasajeros: tomar un autobús hasta Galveston, Texas, para retirar los automóviles estacionados en el puerto de partida del crucero; abordar un autobús a Nueva Orleans para alojarse en un hotel antes de tomar vuelos fletados a sus destinos, o arreglar para que familiares o amistades los recogiesen en Mobile.

"Me siento muy bien de estar nuevamente en tierra", dijo una pasajera

Gulliksen agregó que unos veinte vuelos chárter partirían de Nueva Orleáns el viernes para llevar a su destino a los pasajeros que se quedaban en hoteles.

Casi 2,000 viajeros llegaron al Hilton de Nueva Orleáns en la madrugada, y pocas horas después muchos tomaban un vuelo chárter a Houston. Desde allí podrían tomar conexiones a sus ciudades o abordar un autobús fletado para recoger sus automóviles en Galveston.

"Me siento muy bien de estar nuevamente en tierra y ver que tengo opciones", comentó Tracey Farmer de Tulsa, Oklahoma. "Estoy lista para ver a mi familia. Para ellos ha sido más difícil, creo, porque se han preocupado mucho por nosotros".

Los autobuses empezaron a llegar al puerto de Galveston el viernes por la mañana después de un viaje de ocho horas desde Mobile. La policía del puerto dijo que unas 800 personas llegarían para recoger sus automóviles o para tomar otros autobuses hasta sus destinos.

Elaine Roberts de Gainesville, Texas, y su familia estuvieron entre los primeros en llegar a Galveston. Dijo a la emisora KHOU-TV que las condiciones en el barco de Carnival eran de "cloaca".

Galveston es el puerto de donde partió el buque accidentado, que el domingo quedó inmovilizado debido al incendio cuando estaba a 240 kilómetros de la península de Yucatán en México.

El director general de Carnival, Gerry Cahill, se disculpó por el sistema de altavoces mientras los pasajeros desembarcaban.

"Agradezco la paciencia de nuestros huéspedes y su habilidad para lidiar con la situación. Y quisiera reiterar mi disculpa anterior. Sé que las condiciones a bordo eran muy pobres", agregó. "Nos enorgullecemos de suministrar a nuestros huéspedes una gran experiencia de vacaciones, y claramente fallamos en este caso particular".

Darán 'recompensa' a pasajeros

Según la agencia EFE, los 3,143 pasajeros y los 1,086 tripulantes vieron cómo los planes de un placentero crucero se torcieron cuando el domingo pasado se declaró un incendio en el cuarto de máquinas, lo que dejo sin propulsión ni climatización al barco.

El presidente y consejero delegado de Carnival, Gerry Cahill, expresó en la página de la empresa en Facebook su agradecimiento a todos los que colaboraron en "traer el 'Triumph' a puerto de manera segura" e hicieron posible que "todos estén a salvo".

"Quiero agradecer a la Guardia Costera estadounidense, a las autoridades de la ciudad de Mobile y del puerto, a la tripulación y a todos el esfuerzo increíble hecho" para que los pasajeros puedan dejar el barco y "regresar a casa".

Salvo dos personas que tuvieron que ser evacuadas por problemas médicos que ya tenían antes de embarcar, una de ellas porque requería un tratamiento de diálisis, no se han registrado problemas de salud entre los pasajeros, señaló Oliva.

Apuntó que la empresa del crucero devolverá el importe íntegro de los pasajes, ofrecerá otro viaje gratis y, además, se hará cargo de todos los gastos derivados del alojamiento y transporte de los afectados. También ha entregado 500 dólares a cada uno de los pasajeros del crucero.

Carnival ha dispuesto todo tipo de facilidades para que los afectados regresen a sus hogares desde Nueva Orleans o a Galveston (Texas), de donde zarpó el crucero y donde tendría que haber llegado el lunes.

La firma Carnival cayó 4.6 por ciento en la Bolsa de Nueva York

Según el testimonio de los pasajeros que se han puesto en contacto con familiares y medios de comunicación, las condiciones eran cada vez más incómodas a bordo: sólo funcionaban bien una veintena de retretes, prácticamente no había comida caliente y las filas para obtener avituallamiento podían prolongarse durante horas.

Fotografías tomadas por los propios pasajeros mostraban colchones para dormir tendidos en los puentes del barco y en áreas cercanas a los ascensores.

Algunos pasajeros besaron el suelo nada más descender del crucero y otros destacaron la calma con la que se lo tomaron y aseguraron que son una minoría los que hablan indignados con los medios de comunicación y se quejan sobre todo del terrible olor en los pasillos y del mal estado de los alimentos por la falta de refrigeradores.

Carnival es la empresa de cruceros más grande del mundo y es propietaria de diez navieras consideradas entre las más importantes del mundo (Carnival, Princess, Holland America, Seabourn, Cunard, Aida, Costa, Ibero, P&O y P&O Australia).

Este consorcio aglutina un 56 por ciento de la industria naviera internacional, cuenta con 101 cruceros y atiende a más de 8.5 millones de pasajeros al año. Carnival emplea a más de 90 mil trabajadores alrededor del mundo y factura 15 mil millones de dólares anuales.

Durante esta semana la compañía ha caído más del 4.6 % en la Bolsa de Nueva York, donde a media sesión de hoy se negocia a 37.17 dólares, especialmente desde que el miércoles reconoció que este incidente podría reducir su beneficio durante la primera mitad del año en entre 8 y 10 centavos por acción. En cualquier caso, en el último año acumula un apreciación bursátil del 23 por ciento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios