13 de Noviembre de 2018

Papa argentino sorprende a Latinoamérica

Auguraban un Pontífice italiano o al menos europeo, pero la elección de Jorge Mario Bergoglio alegró a los fieles de la región.

Católicos argentinos a las puertas de la catedral de Buenos Aires. (Agencias)
Católicos argentinos a las puertas de la catedral de Buenos Aires. (Agencias)
Compartir en Facebook Papa argentino sorprende a LatinoaméricaCompartir en Twiiter Papa argentino sorprende a Latinoamérica

Agencias
BOGOTA, Colombia.- El anuncio de la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo líder de la Iglesia sorprendió a la grey católica de América Latina.

Católicos y no practicantes en la región también expresaron las tareas que consideran deben ser las primeras del Papa  en el mundo y en esta zona del continente, donde se calcula que están radicados 40% de los 1,200 millones de católicos del mundo.

En Brasil, donde está previsto en julio la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro, el obispo auxiliar de Brasilia y secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos Brasileños, Leonardo Steiner, dijo que esperaban al nuevo papa en el país y que reinaba la alegría y la satisfacción por "la escogencia de un latinoamericano".

Tal elección "muestra que la iglesia se abre, está volcada a toda la iglesia, no es más una iglesia sólo volcada a Europa", según publica Associated Press.

"Somos vecinos de Argentina a pesar de que disputamos en fútbol", bromeo Steiner, al hacer referencia a la vieja rivalidad entre los dos países por sus respectivos seleccionados.

Uno de los cardenales, Odilo Scherer, era mencionado como uno de los favoritos y tomando en cuenta que Brasil alberga a la mayoría de las personas que se declaran católicas en esta región del mundo.

"Estamos muy felices porque tendremos la presencia de un papa argentino y la primera jornada mundial (de la juventud) fue en Argentina", agregó Steiner.

En la localidad brasileña de Toledo, de donde es oriundo el cardenal Scherer, sonaron las campanas de la iglesia tan pronto se conoció que había un nuevo papa.

"No podemos cuestionar tal decisión, incluso si tenemos una gran rivalidad entre Brasil y Argentina", dijo Suelen Roos, una mesonera de 31 años. "Esto es fútbol, después de todo. No podemos pensar como hinchas de fútbol, tenemos que pensar como buenos cristianos", agregó.

Pero para Palmino Grando, un ganadero de 62 años, la elección sí fue una decepción.

"Gracias a Dios que tenemos papa. Dios Nos está bendiciendo. Nos quiere"

"Estábamos contando con Scherer, a quien conocemos y confiamos y quien hubiera lanzado este pueblo a la estratósfera si hubiera sido elegido".

Un amigo de Grando, el hacendado Jefferson Chicarelli, de 45 años, se consoló con el hecho de que Toledo está apenas a dos horas en auto de Argentina.

"Pensábamos que seguramente sería un italiano de nuevo o al menos un europeo", dijo Chicarelli.

En Chile también hubo sorpresa y ya surgieron los primeros comentarios sobre su nacionalidad: argentino, también visto de reojo por los chilenos.

"Es muy bueno, puede cambiar la iglesia. Nunca pensé que elegirían a un papa argentino", dijo la empleada doméstica Verónica Martínez, de 45 años.

La dentista Mónica Ramírez, de 31 años, explicó en Santiago, que es que la mayoría pensó que sería un europeo y de allí la sorpresa.

Aunque "no sé si es grata porque los argentinos son agrandados y capaz que explotan" con la noticia.

"Es muy bueno, me emociona (que) es argentino. Ahora no sólo van a tener a Dios a Diego Maradona, sino también al papa", bromeó Carlos Vásquez, un taxista chileno de 48 años.

Además "no soy muy hincha... (de) la iglesia por todas las cochinadas que han hecho los curas, pero eso también me da esperanzas", agregó Vásquez.

En la capital salvadoreña el ama de casa Teresa Martínez, de 60 años, al escuchar la noticias se fue directo a la parroquia Inmaculada Concepción a rezar.

"Gracias a Dios que tenemos papa. Dios Nos está bendiciendo. Nos quiere", dijo Martínez. "Nos dado un papa nuestro, que habla como nosotros. Nos va a entender mejor. Nos va a comprender y va a vernos más. Espero que el próximo papa sea de Centroamérica. Somos católicos, somos muchos".

El vendedor nicaragüense Deykel Santamaría dijo en Managua: "Nunca imaginé que el papa fuese a ser latinoamericano y espero que de ahora en adelante nuestro continente este más presente en sus oraciones y en su actuar", añadió desde la capital nicaragüense.

Nuevo rumbo

Francisco es el primer papa de Latinoamérica, donde se calcula que habita al menos 40% de los 1,200 millones de la población católica del mundo.

"Esperamos que no solamente sea un nombramiento para darle lugar a nuestro continente, sino que la cosas cambien en la iglesia por tanta crítica que ha habido en los últimos tiempos", dijo a su turno Giovanni Ciles, en Managua, al destacar que esperaba que el nuevo pontífice tenga "el respaldo de los otros cardenales para que la iglesia tome un nuevo rumbo".

En Caracas, el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, obispo Diego Padrón, dijo "la iglesia latinoamericana, pero en particular pues la iglesia venezolana, no cabe de alegría...no logra manifestar toda su emoción y toda su alegría con esta elección del nuevo Papa".

"Nosotros queremos compartir con todos los latinoamericanos particularmente con los creyentes con este continente de la esperanza, este continente de la fe...esta figura del papa latinoamericano creo que va a ser una corriente muy fuerte que influir en la unidad de todos los países latinoamericanos", dijo Padrón.

La iglesia venezolana tuvo varios choques verbales con el fallecido presidente Hugo Chávez, quien al final de sus días retomó oraciones públicas por su salud. El mandatario murió el 5 de marzo a los 58 años y tras dos de padecer cáncer.

Rodolfo Romero, un vendedor de ambulante de quesos de 34 años, en tono de broma por la fama de engreídos que tienen los argentinos en la región dijo en Caracas que "el Vaticano parece decirlo ahora, los argentinos lo dijeron siempre, lo decíamos nosotros al ver jugar como un dios a Maradona. Dios tiene que ser argentino. Quien los aguanta ahora!".

Pero en serio, Romero agregó "que queremos mucho a los argentinos, son gente divertida y bromista como nosotros. Y esperamos que este papa como Juan Pablo II venga a visitarnos y que será un papa bueno, se le ve la cara que lo será. Ojalá dios lo bendiga con salud y muchos años de vida".

Por el mundo entero

En un jardín frente a la catedral de Caracas, un grupo de hombres hablaba de la noticia del día, el primer papa latinoamericano, con opiniones distintas.

"Espero que trabaje más por el mundo entero", dijo Ezequiel Vicuña, un jubilado de 79 años, que se describió como "libre pensador".

Comentó que ha escuchado que el nuevo Papa ha "hecho mucho por los argentinos" y confió que "penetre en el pueblo, como Juan Pablo II, en América y en los pueblos de Africa y se atreva a defender a la gente".

Junto a él, Víctor, un comerciante de 64 años que no quiso dar su apellido porque dijo ser evangélico, piensa diferente: "Nada va a cambiar. Yo no creo en los sacerdotes", dijo.

A su lado, William Contreras, un vendedor de 40 años, sólo escuchaba a los otros dos: "Yo no creo en la religión... creo en la teoría marxista y como dice la religión es el opio del pueblo", se limitó a decir.
A unos metros detrás de ellos, Yanin Barrera espera sentada frente a la catedral a que abran sus puertas para escuchar misa.

"Es un orgullo para nosotros como latinoamericanos. Nunca pensé que fuera un latinoamericano", comentó el ama de casa de 48 años. "Yo le pediría que haya mucha paz entre todos los seres humanos", añadió.

En Bogotá, en una de las iglesias en el norte de la ciudad, a la salida José Pérez, un mensajero de 38 años, dijo que "personalmente me sorprendió que hayan designado a un nuevo papa argentino, no sé nada de él. Si es muy bueno que sea latinoamericano, pero tiene grandes retos por delante, lo primero que tiene que hacer es poner en orden la casa o sea el interior del Vaticano, todo el tema de los niños, los pederastas, violación, todo ese tema, mejor dicho un revolcón total".

El nuevo papa "tiene la obligación que le devuelvan a los católicos del mundo la confianza que se ha perdido y esta desprestigiada y volver a recuperar la fe en la iglesia".

Para María Helena Hernández, una comerciante 39 años, también fue una sorpresa la elección del cardenal argentino porque pensaba que sería un italiano.

El nuevo pontífice "lo primero que tiene que realizar es volver agrupar a sus ovejas, porque el rebaño de Dios día a día se está dispersando o sea que las ovejas están tomando cada una un rumbo diferente y eso no puede ser en la iglesia católica".

"Lo importante es que uno haga las cosas con fe de acuerdo a lo que nos enseña la Biblia y eso se está perdiendo, respetar las prójimo, no robar, la corrupción, pero...no sólo la iglesia católica tiene que cambiar, sino las personas o dirigentes que rigen al mundo", aseguró Hernández.

En Tegucigalpa, Mónica Ropain, trabajadora de Naciones Unidas, quien se declaró como una católica no practicante afirmó que "no lo conozco, no era de los que sonaba, pero esperamos que emprenda, de una vez por todas, la renovación de la iglesia, ahora sí".

Lino Rodríguez, jardinero en Tegucigalpa y católico calificó la escogencia como "interesante, está bien".

"No sé quién es, habrá que esperar a ver qué hace como Santo Padre, lo dejo ahí, raro es que elijan a uno de aquí y no de Europa", destacó Rodríguez.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios