19 de Septiembre de 2018

Mundo

Hace un año, Francia fue herida de muerte

Ha pasado el tiempo y quedan algunos aspectos pendientes como el papel de Salah Abdeslam en los atentados que mataron a 130 personas.

El cantante Jesse Hughes, líder del grupo estadounidense de rock Eagles of Death Metal, la banda que sonaba en la sala Bataclan de París cuando tres terroristas suicidas irrumpieron y mataron a 89 personas, rinden homenaje a las víctimas frente al simbólico local en la capital gala. (EFE/Archivo)
El cantante Jesse Hughes, líder del grupo estadounidense de rock Eagles of Death Metal, la banda que sonaba en la sala Bataclan de París cuando tres terroristas suicidas irrumpieron y mataron a 89 personas, rinden homenaje a las víctimas frente al simbólico local en la capital gala. (EFE/Archivo)
Compartir en Facebook Hace un año, Francia fue <i>herida de muerte</i>Compartir en Twiiter Hace un año, Francia fue <i>herida de muerte</i>

Agencias
PARÍS, Francia.- Un año después de los atentados de París, que dejaron 130 muertos, la red detrás de estos ataques reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) fue en gran parte desmantelada y uno de los coordinadores de la masacre en Siria fue identificado.

Los ataques en las terrazas de cafés parisinos, en la sala de conciertos Bataclan y en el Estadio de Francia fueron perpetrados por nueve hombres repartidos en tres comandos que vinieron de Bélgica. A estos se suma Salah Abdeslam, cuyo rol la noche del 13 de noviembre sigue siendo un enigma.

El comando de las terrazas (39 muertos) estaba compuesto por tres hombres. Dos de ellos, incluido el belga Abdelhamid Abaaoud, de 28 años, considerado como el coordinador del ataque, murieron cinco días después en una balacera con la policía en las afueras de París. El tercero, el francés Brahim Abdeslam, hermano de Salah, se hizo estallar en un restaurante.

El comando del Estadio de Francia (un muerto) estaba formado por un francés residente en Bélgica y dos iraquíes que llegaron de Siria, camuflados en la ola de refugiados que huyen del conflicto sirio.

Todos murieron en ataques kamikazes cerca del estadio, ubicado en la región parisina, donde el equipo de fútbol de Francia disputaba un partido amistoso contra Alemania en presencia del presidente François Hollande.

El comando del Bataclan (90 muertos) estaba integrado por tres franceses que estuvieron en Siria. Murieron durante el asalto lanzado por la policía tras una sangrienta toma de rehenes de más de dos horas en esta mítica sala de conciertos parisina.

Ocho sospechosos encarcelados

Salah Abdeslam, un francés de 27 años, detenido en Bruselas en marzo, está acusado de haber participado, junto a su hermano Brahim, en la preparación de los ataques. Condujo a los kamikazes al Estadio de Francia y afirma que renunció en el último minuto a accionar su cinturón de explosivos. Trasladado a Francia, se niega a hablar, según publica Milenio con información de AFP.

También fueron inculpados Mohamed Amri y Hamza Attou, dos hombres que ayudaron a Abdeslam a huir a Bélgica tras los atentados, y un tercero, Ali Oulkadi, que lo auxilió durante su fuga.

El argelino Adel Haddadi y el paquistaní Mohamad Usman, que debían participar en la matanza, fueron extraditados a Francia desde Austria a finales de julio. Llegaron a Grecia a inicios de octubre de 2015, junto a los dos kamikazes iraquíes del Estadio de Francia, pero fueron detectados.

A estos se suman Jawad Bendaoud y Mohamed Soumah que facilitaron una vivienda donde se escondió el comando de las terrazas.

Múltiples ramificaciones

Los atentados de Bruselas del 22 de marzo de este año fueron un punto de inflexión para la investigación en Francia. Se descubrió una red con múltiples ramificaciones.

Dos hermanos, los belgas Ibrahim y Khalid El Bakraoui, que murieron en ataques kamikazes en Bruselas, participaron en los preparativos de los atentados de París.

Se cree que el presunto cerebro de la red, el belga Najim Laachraoui, quien también falleció, coordinó los ataques parisinos junto a un cuarto hombre, muerto a manos de la policía.

En total, 19 personas sospechosas de estar implicadas en diferentes grados en la masacre de París han sido inculpadas durante el último año en Bélgica, semillero yihadista.

Otros cuatro sospechosos están encarcelados en Italia, Marruecos, Argelia y Turquía.

¿Más ataques?

Tras los atentados de Bélgica los investigadores encontraron una computadora cerca de un escondite en ese país. Dentro, había un documento llamado "13 de noviembre" en los que se enumeraba los objetivos de los ataques de París.

Otros dos documentos, "grupo metro" y "grupo Schiphol", levantan preguntas. ¿Cuál era el objetivo del "grupo metro"?: ¿París? ¿Bruselas? ¿El objetivo del "grupo Schiphol" era el aeropuerto de Ámsterdam?

"Ningún elemento confirma por el momento la hipótesis de ataques coordinados en Europa", señala una fuente de la investigación.

Un coordinador identificado

Oussama Atar, un yihadista belga-marroquí de 32 años miembro del EI y primo de dos kamikazes de Bruselas, habría desempeñado un papel primordial en estas matanzas. Utiliza el seudónimo de Abu Ahmad.

"Es el único coordinador en Siria en haber sido identificado por el momento", según una fuente cercana a la investigación. Se sospecha que envió desde Siria a dos de los atacantes del Estadio de Francia y al comando arrestado en Austria.

Los investigadores identificaron las voces de los hermanos Fabien y Jean-Michel Clain, dos yihadistas franceses, en los mensajes de reivindicación del EI, pero no serían ellos quienes dieron la orden.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios