16 de Noviembre de 2018

Mundo

Independencia de Escocia, ¿sí o no?

El 18 de septiembre de 2014 se llevará a cabo el referéndum que definirá si esta región se erige como nación independiente.

Escocia depende de Inglaterra desde el año 1707. En la imagen, un hombre lleva el rostro pintado con los colores de la bandera escocesa. (contenton.ru)
Escocia depende de Inglaterra desde el año 1707. En la imagen, un hombre lleva el rostro pintado con los colores de la bandera escocesa. (contenton.ru)
Compartir en Facebook Independencia de Escocia, ¿sí o no?Compartir en Twiiter Independencia de Escocia, ¿sí o no?

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Escocia podría convertirse en un país independiente el 24 de marzo de 2016 si triunfa el 'sí' en el referéndum que está previsto que se celebre el 18 de septiembre de 2014, según anunció el primer ministro del país, Alex Salmond.

Esa es la fecha señalada en el Libro Blanco sobre la independencia, una 'hoja de ruta' que pretende responder a todas las preguntas que se susciten en torno a esta cuestión y que el Gobierno autónomo escocés presentará el próximo martes día 26 en Glasgow, informa el sitio RT con información de 'El Nuevo Herald'.

El documento, de 670 páginas, constituye una 'guía' sobre la independencia de Escocia en la que se establecen "los argumentos económicos, sociales y democráticos a favor de la independencia", explica la viceministra principal escocesa, Nicola Sturgeon. 

Sturgeon señaló además que el Libro Blanco "demostrará la fortaleza financiera de Escocia y los detalles de cómo se declararía la independencia, las negociaciones, las preparaciones y los acuerdos que serán necesarios en el período de transición desde el voto del próximo septiembre". 

Los escoceses mayores de 16 años podrán votar el 18 de septiembre de 2014 en un referéndum sobre el que se planteará una pregunta con un enunciado muy concreto: "¿Debería Escocia ser un país independiente? ¿Sí o no?". 

De ganar la opción de la independencia, el 24 de marzo de 2016 Escocia se declararía un Estado independiente un día después de disolver su Parlamento, para convocar en mayo de ese mismo año las que serían las primeras elecciones de su existencia como unidad nacional independiente. 

El dato

Escocia es la más septentrional de las cuatro naciones constituyentes del Reino Unido. Junto con Inglaterra y Gales, forma parte de la isla de Gran Bretaña, abarcando un tercio de su superficie total; además consta de más de 790 islas.

El territorio escocés (sombreado en naranja en el mapa adjunto) abarca 78,772 km2, y su población se estima en 5,116,900 habitantes, lo que da una densidad de población de 65 habitantes por km2. 

La capital es Edimburgo, mientras que Glasgow es la ciudad más grande, y su área metropolitana concentra un 40% del total de la población escocesa.

Escocia tiene una economía mixta abierta similar a la del resto de Europa y del mundo occidental. Tradicionalmente, la industria escocesa estaba dominada por la industria pesada, apoyada por los astilleros, la minería (especialmente de carbón) y las industrias siderúrgicas.

El petróleo extraído en el mar del Norte también ha sido una importante fuente de ingresos y de ocupación, especialmente desde los años 1970. El turismo también es reconocido como un importante factor de la economía escocesa. Un estudio publicado por el Centro de Información del Parlamento Escocés afirmaba que el turismo era responsable del 5% del PIB y del 7.5% del empleo en Escocia.

En noviembre de 2007, la tasa de desempleo era del 4.9%, inferior a la media del Reino Unido y a la de la mayoría de los países de la Unión Europea.

Recuerdo desagradable

Surgido en el siglo XIX, el independentismo escocés ha ganado influencia desde finales del siglo XX; representado por el Scottish National Party (SNP, Partido Nacional de Escocia), que aboga por la independencia de Escocia, obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento escocés en las elecciones de mayo de 2011.

La fecha del referéndum suponía hasta ahora un recuerdo desagradable para Escocia: el 24 de marzo del año 1707 se firmó el Acta de Unión con Inglaterra, que supuso el inicio de más de 306 años de dependencia. 

La unión no supuso alteración del sistema legal propio de Escocia, que desde entonces ha sido distinto del de Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte, por lo que es considerada en el derecho internacional como una entidad jurídica distinta.

Sin embargo, la fecha coincide también con un momento simbólico: se cumplen 700 años de la batalla de Bannockburn, la victoria más importante de las tropas escocesas sobre las inglesas en las guerras de independencia.

La Reina se opone

En mayo pasado, la reina Isabel II subrayó la intención del gobierno de la Gran Bretaña de mantener a Escocia en su territorio.

"Mi gobierno seguirá justificando que Escocia siga siendo parte del Reino Unido", declaró la monarca.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios