24 de Septiembre de 2018

Mundo

Regresa Benedicto XVI al lado de Francisco

El antecesor del Papa se vuelve a reunir con él en El Vaticano durante la ordenación de 19 cardenales, cinco de ellos latinoamericanos.

Ambos Papas no se habían reunido desde que Benedicto XVI (i) se retiró y cedió su puesto a Francisco (d). (Agencias)
Ambos Papas no se habían reunido desde que Benedicto XVI (i) se retiró y cedió su puesto a Francisco (d). (Agencias)
Compartir en Facebook Regresa Benedicto XVI al lado de Francisco Compartir en Twiiter Regresa Benedicto XVI al lado de Francisco

Agencias
EL VATICANO.- El Papa Francisco, acompañado de su antecesor, el Papa Emérito Benedicto XVI, ofició este sábado una ceremonia solemne en el Vaticano, donde el actual pontífice ordenó 19 nuevos cardenales, cinco de ellos latinoamericanos.

Benedicto entró discretamente a la basílica de San Pedro por una puerta lateral rodeado por un pequeño séquito y fue recibido con aplausos y lágrimas por los asistentes que estaban sorprendidos. Él sonrió, saludó y parecía realmente feliz de estar ahí. Se sentó en la primera fila, junto con los purpurados, informa Notimex.

Es la primera vez que ambos aparecen juntos en una ceremonia litúrgica desde que el emérito se retiró hace un año y se convirtió en el primer Papa que dimite al cargo en 600 años.

La ceremonia se inició con la lectura de la fórmula de ordenación de cardenales por parte del Papa Francisco, quien previamente pronunció la homilía y leyó el Evangelio.

Novatos

Los nuevos cardenales latinoamericanos son: Leopoldo José Brenes Solórzano, de Managua; Orani Joao Tempesta, de Río de Janeiro; Ricardo Ezzati, de Santiago de Chile; Mario Aurelio Poli, de Buenos Aires y el obispo de Les Cayes, Haití, Chibly Langlois.

Brenes, arzobispo de Managua, es viejo amigo del pontífice ya que trabajó junto con el entonces cardenal Jorge Bergoglio en la preparación de un documento sobre la visión de una Iglesia misionera, el documento de Aparecida, Brasil, producto de la reunión cumbre de la Iglesia latinoamericana en el 2007.

El nuevo cardenal Loris Francesco Capovilla, antiguo secretario del papa Juan XXIII, no estuvo presente en la ceremonia por motivos de salud debido a su avanzada edad, 98 años.

Los restantes 18 purpurados provienen de 12 países. Además de los cinco latinoamericanos, hay seis purpurados europeos, dos africanos, dos asiáticos y un canadiense.

Al dirigirse a los nuevos cardenales, Francisco informó que la Iglesia "necesita vuestra compasión sobre todo en estos momentos de dolor y sufrimiento en tantos países del mundo".

Los cardenales se arrodillaron ante Francisco, quien les impuso el birrete rojo en la cabeza mientras pronunciaba las tradicionales palabras destinadas al nombramiento de nuevos purpurados.

"(Esto es) rojo como signo de la dignidad del oficio de cardenal y significa que estás preparado para actuar con fortaleza, hasta el punto de derramar tu sangre por el crecimiento de la fe cristiana, por la paz y armonía entre el pueblo de Dios, por la libertad y la extensión de la Santa Iglesia Católica Romana", proclamó.

Los cardenales electores del próximo papa, menores de 80 años, son ahora 122, superando el máximo de 120 purpurados que participan en un cónclave, pero diez de ellos cumplirán 80 años en este 2014.

Sucesor de acusado de abusos 

El Papa Francisco designó hoy a Guillermo Patricio Vera Soto como nuevo obispo de Iquique, en Chile, quien sustituirá a un clérigo que renunció en 2012 en medio de un escándalo por supuestos abusos a menores.

Según informó la sala de prensa del Vaticano, Vera Soto era hasta ahora el obispo de San Juan Bautista de Calama y ocupará el puesto de Marco Antonio Ordenes Fernández, quien afronta procesos eclesiásticos y civiles por denuncias de “actitudes impropias”.

Nacido en la isla de Maipo el 7 de junio de 1958 y sacerdote desde 1982 por la Arquidiócesis de Santiago, desde el 20 de febrero de 2010 guiaba la diócesis de Calama.

En los últimos dos años Iquique ha vivido una situación complicada. El 9 de octubre de 2012 el entonces Papa Benedicto XVI aceptó la renuncia anticipada de Ordenes Fernández tras unas investigaciones conducidas por el nuncio apostólico Ivo Scapolo.

Todo precipitó en un puñado de días. Hasta el 1 de octubre Ordenes era el obispo más joven de Chile. Temporalmente se encontraba fuera del país, en Perú, por prescripción médica.

El escándalo explotó inmediatamente. Rodrigo Pino Jelcic dio la cara y acusó públicamente al prelado de haber mantenido una “relación amorosa” de carácter sexual con él mientras era rector del Santuario Nuestra Señora del Carmen de La Tirana.

La respuesta de la Iglesia fue inmediata. Primero la nunciatura apostólica (embajada vaticana) confirmó que, efectivamente, existía una investigación en curso. Y abundó que la misma había comenzado en el mes de abril anterior.

(Con información de Notimex y The Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios