Arnold Schwarzenegger desenvaina la espada contra Trump: 'es el peor presidente de la historia'

En un video el ex gobernador de California comparó el asalto al Capitolio con actos del nazismo.

|
(SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Duro y contundente. Arnold Schwarzenegger calificó al presidente Donald Trump como el "peor presidente de la historia" de Estados Unidos y comparó el asalto en el Capitolio de Washington con actos propios del nazismo alemán.

“No solo derribaron las puertas del edificio que acoge la democracia estadounidense, pisotearon los mismo principios sobre los que este país fue fundado",

señaló Schwarzenegger en un mensaje en video en el que además comparó la espada de “Conan”, uno de sus personajes más famosos, con la templanza de la democracia de Estados Unidos.

Texto íntegro (en español) del  discurso de Arnold Schwarzenegger 

Como inmigrante en este país, me gustaría decir algunas palabras a mis compatriotas americanos y a nuestros amigos de todo el mundo sobre los hechos de los últimos días.

Yo crecí en Austria. Soy muy consciente de la “Noche de Cristal” o la “Noche de los Cristales Rotos”. Fue una noche de alboroto contra los judíos realizado en 1938 por el equivalente nazi de los “Proud Boys”.

El miércoles fue el día de los cristales rotos aquí mismo en los Estados Unidos. El vidrio roto estaba en las ventanas del Capitolio de Estados Unidos.

Pero la mafia no solo rompió las ventanas del Capitolio. Rompió las ideas que dábamos por sentado. No simplemente derribaron las puertas del edificio que albergaba la democracia estadounidense. Pisotearon los principios sobre los que se fundó nuestro país. 

Yo crecí en las ruinas de un país que sufrió la pérdida de su democracia. Nací en 1947, dos años después de la segunda guerra mundial. Al crecer, estaba rodeado de hombres destrozados que bebían para alejar su culpa por su participación en el régimen más malvado de la historia. No todos eran antisemitas rabiosos y nazis. Muchos simplemente siguieron el paso a paso en el camino. Eran vecinos. 

Ahora, nunca he compartido esto tan públicamente porque es un recuerdo doloroso, pero mi padre volvía a casa borracho una o dos veces por semana. Y nos gritaba y golpeaba, y asustaba a mi madre.  No lo responsabilizo totalmente porque nuestro vecino estaba haciendo lo mismo con su familia y también el otro vecino. 

Lo escuché con mis propios oídos y lo vi con mis propios ojos. Estaban en dolor físico por la metralla en sus cuerpos y el dolor emocional por lo que vieron o hicieron. Todo empezó con mentiras y mentiras y mentiras e intolerancia. Así que siendo de Europa, he visto de primera mano cómo las cosas se pueden salir de control. 

Sé que hay miedo en este país y en todo el mundo. Que algo como esto pudiera pasar justo aquí. Ahora bien, no creo que lo sea. Pero sí creo que debemos ser conscientes de las terribles consecuencias del egoísmo y cinismo. 

El presidente Trump trató de revocar los resultados de una elección y de una elección justa. Buscó el golpe engañando a la gente con mentiras. Mi padre y nuestros vecinos fueron engañados también con mentiras y sé a dónde llevan esas mentiras. 

El presidente Trump es un líder fallido.  Pasará a la historia como el peor presidente. Lo bueno es que pronto será tan irrelevante como un viejo tweet.  

¿Pero qué vamos a hacer con los funcionarios elegidos  que han permitido sus mentiras y su traición?  

Les recordaría lo que dijo Teddy Roosevelt: “Patriotismo significa estar de pie por el país; no significa estar de pie por el presidente”. 

John F. Kennedy escribió un libro llamado “Profiles in Courage”. Varios miembros de mi propio partido, por su propia apatía, nunca verán sus nombres en tal libro. Se los garantizó.  Son cómplices de los que llevaban la bandera de la insurrección supremacista en el Capitolio. Pero no funcionó. Nuestra democracia se mantuvo firme. 

En cuestión de horas el Senado y la Casa de Representantes estaban haciendo el trabajo del pueblo y certificando la elección del presidente electo Biden. 

¡Qué gran demostración de democracia! 

Crecí siendo católico. Fui a la iglesia. Fui a una escuela católica. Aprendí la biblia y mi catecismo y todo esto. Y de aquellos días recuerdo una frase que es relevante hoy en el corazón de un  sermón: “Servir es algo más grande que ver por ti mismo”. Lo que necesitamos ahora mismo de nuestros representantes electos es un corazón de servidor público. Necesitamos servidores públicos que sirvan para algo más grande que su propio poder o su propio  partido. Necesitamos servidores públicos que con  ideales superiores, los ideales en los que se fundó el país, los ideales que otros países buscan. 

En los últimos días, amigos de todo el mundo han estado llamándome y llamándome y llamándome y llamándome angustiados y preocupados sobre nosotros como nación. Una mujer estaba llorando por Estados Unidos, maravillosas lágrimas de idealismo sobre lo que América debería ser. Esas lágrimas deberían recordarnos lo que América significa. Le he dicho a todos los que han llamado que, así como ha sido desgarrador todo esto, Estados Unidos regresará de estos días de oscuridad y brillarán nuestras luces una vez más. 

¿Ves esta espada? Es la espada de Conan. Esto es lo que pasa con las espadas: Cuanto más templas una espada, más fuerte es. Cuanto más la golpeas con el martillo y luego calentarla en el fuego y luego arrojarla al agua fría y luego golpearla de nuevo y sumergirla en el fuego, en el agua, cuanto más a menudo haces eso, más fuerte se vuelve.  

No les digo todo esto porque quiera que se conviertan en un un experto fabricante de espadas. 

Pero nuestra democracia es como el acero de esta espada. Cuanto más se templa, más fuerte se vuelve. 

Nuestra democracia ha sido templada por guerras, injusticias e insurrecciones. 

Creo que, por muy conmovidos que estemos por los acontecimientos de los últimos días, saldremos más fuertes porque ahora entendemos lo que se puede perder. 

Necesitamos reformas, por supuesto, para que esto nunca,  nunca vuelva a suceder. 

Necesitamos responsabilizar a la gente que nos trajo a este punto imperdonable.  

Y tenemos que mirar más allá de nosotros  mismos, nuestros desacuerdos y partidos, para poner nuestra democracia primero. Y necesitamos sanar juntos del drama de lo que acaba de  suceder. 

Necesitamos sanar no como republicanos o demócratas sino como estadounidenses.  

Ahora para comenzar este proceso, no importa cual sea tu filiación política. Te pido que te unas a mí para decir al presidente electo Biden:  

“Presidente electo Biden, le deseamos el mejor éxito como nuestro presidente. Si triunfa, nuestra nación triunfa. Lo apoyamos con todo nuestro corazón en tu búsqueda por unirnos”.  

A aquellos que piensan que pueden volcar la constitución de los Estados Unidos, sepan esto: Nunca ganarán.  

Presidente electo, Biden: 

“Estamos contigo hoy mañana y siempre en defensa de nuestra democracia de aquellos que lo amenazan”.   

Que dios los bendiga y bendiga a Estados Unidos. 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR 

Trump admite su derrota definitiva; garantizará una transición 'suave'

Trump, incapaz de hacer su trabajo: Biden; deja a Congreso de EU decisión de juicio

Insiste Nancy Pelosi: Trump debe renunciar de inmediato o lo destituirán

 

Cargando siguiente noticia