¿Black Mirror? 1 de cada 5 personas mejoraría su inteligencia con un chip

Una encuesta realizada en 16 países arrojó que las técnicas de “human augmentation” tienen más aceptación de lo esperado.

|
(Wikimedia Commons)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Ciudad de México.- Un estudio reciente realizado por Kaspersky, empresa especializada en ciberseguridad, reveló que el público en general está a favor de las técnicas de human augmentation con el objetivo de "mejorar la inteligencia humana".

Pero, ¿a qué se refieren con human augmentation?

Este concepto se refiere a "la mejora física del cuerpo humano mediante el uso de la tecnología". Por ejemplo: al insertar un chip en el cerebro para que funcione más rápidamente y acceda a una amplia gama de información de forma instantánea desde internet.

La investigación de Kaspersky sobre la percepción en torno a esta tendencia disruptiva se realizó entre 14 mil 500 personas adultas en 16 países: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Marruecos, los Países Bajos, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía y Suiza. El trabajo de campo fue realizado por Opinium Research entre el 9 y el 27 de julio de 2020.

Algunas de las conclusiones arrojadas son: una de cada cinco personas (22%) optaría por mejorar su inteligencia o su capacidad intelectual con la ayuda de la tecnología si tuvieran la posibilidad. Por otro lado, el 52% de la gente considera que es "completamente" o "bastante" aceptable utilizar técnicas de human augmentation para mejorar la capacidad de aprendizaje de los niños en el colegio.

El estudio también puso al descubierto que el interés por aumentar la capacidad cerebral es más alto entre las personas de 18 a 34 años de edad (27%). Este porcentaje disminuye a 22% entre la población de 35 a 54 años y cae a 17% para las personas mayores de 55 años. También se reveló que las mujeres (23%) son ligeramente más proclives a mejorar su potencial cerebral e inteligencia que los hombres (22%).

Por otro lado, la encuesta dejó al descubierto que más de la mitad de las personas (63%) consideraría la posibilidad de utilizar tecnología para "aumentar su cuerpo" y mejorarlo, ya sea de forma permanente o temporal.

Cuatro de cada 10 personas conectaría su cuerpo a un smartphone

Incluso, algunos de los encuestados expresaron el deseo de conectar teléfonos inteligentes a sus cuerpos y casi la mitad de las personas consultadas (49%) cree que es "completamente" o "mayormente" aceptable aprovechar las técnicas de human augmentation para hacer que las personas sean más inteligentes en general.

La mayoría de las personas encuestadas desean el human augmentation por el bien de la humanidad, y más de la mitad (el 53%) afirma que debería utilizarse para mejorar la calidad de vida.

¿Qué impacto tendría este tipo de tecnología?

Este concepto - human augmentation - " tiene amplias repercusiones en la sociedad, especialmente en la educación y el trabajo". Según Kaspersky, "algunos destacados pensadores tecnológicos sugieren que los chips implantados en el cerebro podrían ayudar a abordar los problemas de salud mental y aumentar el rendimiento".

Sin embargo, también se han planteado muchas preguntas al respecto; el aumento de la inteligencia y la capacidad cerebral podrían hacer surgir diferentes cuestiones éticas y prácticas.

Por ejemplo: ¿Es seguro desde el punto de vista de la salud? ¿Es ético? Es decir, ¿deberían los padres permitir que se mejore el cerebro de sus hijos para darles mayor ventaja en el colegio? ¿Aportará a las personas una ventaja injusta en el trabajo y, por lo tanto, creará una brecha digital aún mayor?

En un comunicado, el director del equipo de Investigación y Análisis para Europa en Kaspersky, Marco Preuss, dijo que "la seguridad será una preocupación clave a medida que se desarrolle el human augmentation. Existe el riesgo de que esta tecnología avance fuera del control de los gobiernos u otros organismos reguladores, lo que es potencialmente peligroso para la humanidad".

Y agregó: "es algo a lo que debemos prestar mucha atención a medida que se desarrolla. Por ejemplo, en Kaspersky, investigamos previamente cómo los chips implantados en el cerebro podrían ser utilizados por actores maliciosos para hackear y luego explotar la memoria de un individuo. El aumento del cerebro abre una gama verdaderamente asombrosa de potenciales amenazas cibernéticas".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Estudio revela que el cerebro 'congela' el tiempo para facilitar toma de decisiones

El cerebro no funciona por regiones, sino en conjunto: estudio

Un tercio de los niños del mundo está intoxicado por plomo: Unicef

Cargando siguiente noticia