Por segunda vez niegan libertad provisional a implicados en ataque a policías

El juez consideró que hubo contradicciones en los documentos presentados por la defensa de los acusados
|
Los hechos ocurrieron en febrero pasado. (Novedades Yucatán)
Los hechos ocurrieron en febrero pasado. (Novedades Yucatán)

MÉRIDA, Yucatán.- Por segunda ocasión en 15 días, el juez segundo de control de Mérida, Luis Mugarte Guerrero, negó la libertad provisional a cuatro implicados en el atentado a agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en febrero pasado en la colonia Francisco I. Madero de esta ciudad, por lo que permanecerán presos en el Centro de Reinserción Social del Estado (Cereso).

En la audiencia celebrada ayer en el Centro de Justicia Oral de Mérida, el Juez consideró que hubo contradicciones en los documentos presentados por la defensa de los acusados para acreditar su arraigo en Yucatán.

De los cinco implicados, solo el yucateco Erick “N” obtuvo su libertad provisional, pero se le colocó un localizador electrónico.

Este caso es llevado por el juez segundo de control de Mérida, Luis Mugarte Guerrero, quien a petición de los fiscales ratificó la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso.

De acuerdo con la versión oficial, al momento de la captura, se les aseguró implementos similares a los de la policía, como uniformes y gorras.

Los hechos

Los hechos sucedieron en la madrugada del miércoles 4 de febrero pasado cuando agentes de la SSP estaban en su sector de vigilancia en el poniente de la ciudad, a bordo de la unidad marcada con el número 6278, y vieron transitar a velocidad inmoderada una camioneta sobre la calle 29.

Los agentes observaron que el conductor cometió una infracción al reglamento, por lo que se le dio alcance al vehículo y se le conminó al guiador detener su marcha a la altura de la calle 100 de la citada colonia.

Cuando uno de los agentes levantaba la infracción se bajó de la camioneta Gaspar "N", armado con una pistola y al grito de “¡Ya valieron m..., perros!”, apuntó hacia los policías.

El hombre disparó y la bala se alojó en una de las llantas de la patrulla, después se escucharon otras detonaciones.

Los agentes solicitaron refuerzos y tras una persecución la camioneta fue interceptada y sus ocupantes detenidos por los uniformados.

De acuerdo con la versión oficial, además de decomisarles armas y un paquete con droga, los hombres tenían en su poder implementos similares a los de la policía, como lo son insignias, uniformes y gorras.