Centro Histórico de Mérida se queda sin arraigo

Hay un proceso de especulación inmobiliaria en la zona, indican especialistas

|
La cantidad de extranjeros que han llegado a vivir al Centro de Mérida, ha provocado especulación inmobiliaria. (Archivo/Sipse)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- La apropiación del espacio en el Centro Histórico de Mérida por parte de nuevos residentes ha dado brillo a una zona de la ciudad que había perdido lustre y garbo.

Sin embargo, especialistas en urbanismo aseguran que la situación ha generado un estilo de vida que termina por expulsar a gente que ha vivido en el área por décadas, simplemente porque las dinámicas actuales no concuerdan con las que llevaban antes. 

“Esta situación ha provocado el desarraigo de antiguos residentes con una tradición familiar en la zona, los cuales han tenido que vender sus propiedades y emigrar hacia colonias de la periferia”, señaló Silvana Forti de Sosa, directora del Laboratorio Urbano de la Universidad Modelo. 

Abundó que si bien existe un desarrollo de élite en el corazón de la capital yucateca, este proceso es muy lento y no necesariamente malo, pero se quiere aminorar su impacto, es decir, reducir el peligro de exclusión de los residentes originales; se deben implementar políticas sociales que pongan piso parejo para todos los actores que intervienen. 

Mientras la especialista en migraciones urbanas Claudia Dávila Valdés coincide sobre que en el Centro Histórico de Mérida existe un proceso de desarrollo de élite que no se puede generalizar en toda su superficie, pero que está en camino y se nota. 

En zonas que ha estudiado junto con el sociólogo urbano Ricardo López Santillán, como Santa Lucía, Santa Ana, Santiago y La Ermita, hay claras imágenes de casas remozadas que se habitan o rentan por temporadas y edificios convertidos en hotel boutique al igual que fachadas mejoradas de algunos inmuebles que albergan galerías. 

Especulación inmobiliaria sin sustento

En contraparte, López Santillán resaltó que como todo proceso sociopolítico, salvo que sea dramático o cataclísmico, tiene luz y sombra; uno de los temas paradigmáticos es la cantidad de extranjeros que han llegado  a vivir en el Centro, lo que ha provocado especulación financiera e inmobiliaria, es decir, el incremento arbitrario y sin sustento de los precios de los inmuebles en la zona.

El especialista asegura que si se hace un análisis económico, lo que ahora se pide por una casa en ruinas en el Centro, no tiene relación con su precio real en el mercado. 

Según el sociólogo, la llegada de estos nuevos residentes, mayormente estadunidenses, que pagan rápido y en dólares, genera especulación y subida de los precios.

Ambas circunstancias desincentivan la inversión cuando los propietarios de casas maltrechas que tienen la fantasía de que las pueden vender “a precio de oro” no lo logran y de esta manera se obstruye el que haya un flujo de inversión constante y permanente. 

Resaltó que muchos residentes de otros países comparten los espacios, pero no necesariamente se integran; más bien, llevan una vida en paralelo porque no generan comunidad y no hay socialización.

Además, estos nuevos habitantes se imaginaron un Centro Histórico casi bucólico, como de vodevil (teatro de comedia) con una escenografía en la que creen que no hay otros habitantes y no comparten sus valores, ni tienen las mismas prioridades, comentó. 

 

La población de extranjeros en Yucatán no representa ni al uno por ciento; y en Mérida es tan solo del 0.6 por ciento. (Archivo/Sipse)

 

El especialista detalló que el ejemplo más claro del desencuentro son las campañas contra el ruido, ya que muchos estadunidenses piensan que su vida puede ser tan apacible como en su país de origen, donde la gente es muy cívica y respetuosa, pero no es así en las ciudades latinoamericanas, particularmente mexicanas y específicamente en ésta, que contiene una cultura tropical-caribeña.

¿Vuelve a ser blanca? 

Los también autores del artículo “El barrio de Santiago en el Centro Histórico de Mérida. Del garbo al deterioro y a la ulterior revitalización” señalaron que la población de extranjeros en Yucatán no representa ni al uno por ciento; y en Mérida es tan solo del 0.6 por ciento. 

Por otro lado, negaron que exista tal “blanqueamiento” porque los nuevos residentes del Centro no se mezclan, como sucede cuando llegan jóvenes.

Cabe señalar que la mayoría de los extranjeros que residen en Yucatán son jubilados que no tendrán hijos y sus descendientes no se casarán con personas locales. 

Indicaron que el Centro Histórico de Mérida es un lugar grande y segmentado; sin embargo, vislumbra que en el norte de este cuadro urbano el desarrollo de élite continuará a paso lento.

TE PUEDE INTERESAR:

Reanudan el rescate de fachadas en el Centro Histórico de Mérida

Peligro latente: edificios del Centro son acordonados ante riesgo de derrumbe

Confirma Protección Civil que no hay heridos en derrumbe de tienda del Centro de Mérida

 

Cargando siguiente noticia