|
Factores estresantes emocionales pueden afectar el sistema inmunológico de una persona, afectando su capacidad para protegerse de las infecciones. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yuc.- Un reciente estudio de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, ha resaltado que los factores emocionales como la depresión o el estrés pueden afectar el sistema inmunológico de una persona, aletargando su capacidad para procesar la vacuna contra el coronavirus.

El reciente estudio publicado en Perspectives on Psychological Science indica que la depresión, así como la ansiedad y el estrés, pueden ser elementos que mermen la efectividad de la inyección de la vacuna contra el Covid-19.

La investigación, codirigida por Annelise Madison, ahonda en la eficacia de la vacuna y cómo la mentalidad de las personas, y sus factores emocionales, pueden alterar la capacidad del cuerpo para desarrollar una respuesta inmunitaria.

Janice Kiecolt-Glaser, quien también codirigió la investigación, afirmó que se centraron solamente en una faceta de la respuesta del sistema inmunológico, puesto que las vacunas, a las pocas horas de su aplicación, tienen ya una respuesta inmune general a nivel celular, formando una primera línea de defensa.

Sin embargo, encontraron que factores estresantes emocionales pueden afectar el sistema inmunológico de una persona, disminuyendo su capacidad para protegerse de las infecciones.

 

Con la llegada de la pandemia y debido al confinamiento social, se ha registrado un aumento en casos de depresión. (Foto: Pixabay)

 

Resaltaron que afortunadamente la eficacia de las vacunas es del 95 por ciento, por lo que los factores psicológicos incidirían en un mayor tiempo para desarrollar anticuerpos o pueden acortar la duración de la inmunidad.

Asimismo, las intervenciones simples, que incluyen hacer ejercicio y dormir bien durante las 24 horas previas a la vacunación, pueden maximizar la eficacia inicial de la vacuna.

Depresión en Yucatán

Hay que señalar que con corte hasta el 30 de agosto de 2020, se habían diagnosticado 660 casos de depresión en Yucatán. De esos 660 diagnósticos, 521 correspondieron a mujeres y 139 a hombres.

Con la llegada de la pandemia y debido al confinamiento social, se ha registrado un aumento en casos de depresión y ansiedad en el Estado.

La responsable de Psicología de la Unidad Universitaria de Inserción Social de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Tania Barbudo Segura, informó que Yucatán ha registrado un aumento en relación a estos síntomas debido a que las personas tienen miedo de contagiarse.

Indicó que de cada 7 de los 10 pacientes que llegan a solicitar una consulta, se debe a depresión, ansiedad y angustia.

Depresión y Covid-19: panorama en 2021

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19 se han identificado un aumento en número de casos de depresión, así como de otras emociones como la tristeza, la ansiedad y el miedo.

La psicóloga Graciela Medina, quien formó parte de una investigación para conocer lo que sentían las personas ante la emergencia sanitaria, consideró que esto se debe a que con el confinamiento perdemos libertad, autonomía y capacidad para tomar decisiones.

"No es fácil, aunque tampoco es todo lo que podemos perder pues está el peligro inminente de enfermarnos o de perder la vida o la de un ser querido. Todo eso nos pone en jaque, despierta sentimientos diversos", añadió.

Síntomas de depresión

Entre las distintas actitudes que sirven de indicio para determinar si una persona está en medio de una depresión están reacciones como la irritabilidad, ansiedad, ataques de pánico, fatiga, tristeza. 

Incluso pueden verse afectadas otras funciones psicológicas como la memoria, la atención y la percepción en casos más graves.

"Hay también reacciones anímicas y emocionales como la frustración, el enojo, un sentimiento de injusticia, inconformidad, desorganización; puede haber pérdida de control de sí mismo, de sentirse mal por no poder controlar una situación o fuertes sentimientos de ambivalencia", añadió.

También comentó que se esperan una gran cantidad de casos de depresión, sobre todo luego que los jóvenes están muy contrariados por su futuro laboral, o bien los adultos que tienen que sostenerse a sí mismos o a una familia.

"Esta actitud de generatividad son las que están amenazadas, porque si se cierran fuentes de empleo ponen en jaque todo esto", finalizó.

TE PUEDE INTERESAR:

Vacuna inyecta optimismo a la economía: empresarios de Yucatán

Inicio de campaña de vacunación contra Covid no significa relajar medidas: Vila

Yucatán: Piden ayuda para encontrar al joven Diego Andrey Alcocer de la Rosa de Valladolid

 

 

 



Cargando siguiente noticia