18 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Este apicultor se dedica a rescatar abejas urbanas en Cancún

Pide a bomberos no matarlas, ya que los insectos son amigables y producen miel pura.

El patio  de su casa en la región 290, se convirtió en el hogar de miles de abejas meliponas y apis mellifera. (Foto: Eva Murillo)
El patio de su casa en la región 290, se convirtió en el hogar de miles de abejas meliponas y apis mellifera. (Foto: Eva Murillo)
Compartir en Facebook Este apicultor se dedica a rescatar abejas urbanas en CancúnCompartir en Twiiter Este apicultor se dedica a rescatar abejas urbanas en Cancún

Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Las abejas urbanas también producen buena miel pero el desconocimiento de las personas y de los mismos bomberos generan la destrucción de hasta 30 colmenas al mes, por eso el apicultor y rescatista urbano Elmar Penagos Romero, busca crear conciencia en la protección de las abejas, así como existe para perros, delfines y otros animales.

Él ha logrado rescatar colmenas de abejas Meliponas en plena zona urbana de Cancún, que es una especie que genera una de las mieles más pura y es nativa de la zona. Elmar Penagos es rescatista de abejas, tuvo su primer acercamiento con ellas en Yucatán, cuando trabajó como ayudante de apicultores pero no imaginó que años más tarde la miel ayudaría a sanar a su mamá, luego a su abuela y que incluso, se dedicaría al rescate de abejas urbanas.

“Las abejas urbanas producen tan buena miel como las silvestres, además de que ayudan a mantener en buenas condiciones el medio ambiente, por eso hay que aprender a respetarlas y conservarlas”, indica.

También te puede interesar: Miel de los mayas, sufre limitación

Desde hace un año, el patio trasero de su casa ubicada en la región 290, se convirtió en el hogar de miles de abejas meliponas y apis mellifera.
“Hace seis años, por la diabetes, a mi mamá le amputaron un pie y me recomendaron ponerle miel virgen, pero no había por aquí cerca así que me fui a la selva y hallé un tronco con meliponas que son las que dan la miel curativa y empecé a cultivarlas, desde esa fecha estudio con más ganas las abejas”, añadió.

La labor que Elmar realiza empieza a conocerse en la ciudad, pues los llamados para rescatar enjambres son más seguidos, él acude con la vestimenta y métodos adecuados para retirarlos sin dañar la colonia de abejas. “Ahorita tengo rescatados 30 colmenas de meliponas y ocho apies mellifera que iban a ser asesinadas y ahora están produciendo miel”.

Las abejas urbanas son 'amigables' 

El rescatista explicó que todo tipo de abeja es agresiva por naturaleza, sin embargo las urbanas son “más amigables” pues están acostumbradas al ruido, a los autos a las personas pero eso no impide que en algún momento piquen a los humanos si estos se acercan mucho a su espacio.

“En Cancún tenemos una gran cantidad de abejas que se están matando al mes, entre 25 y 30 enjambres al mes, ya sea por desconocimiento de los beneficios que traen o por la falta de una asociación que ayude a su rescate y conservación”, comenta el rescatista.

Piden a bomberos no matarlas 

Lamentó la falta de preparación y concientización del Cuerpo de Bomberos, pues ellos siguen asesinando a los insectos en lugar de rescatarlos. “Yo me acerqué a ellos y les expliqué la importancia de conservarlas, les pedí que me llamaran cuando tuvieran un aviso de enjambre, pero no todos estuvieron de acuerdo”.

Actualmente los bomberos, aseguró, siguen lanzándoles agua jabonosa, asesinándolas con ese método. “Ojalá tomen conciencia que están dañando a la naturaleza, ojalá que los capaciten y doten de equipo para en lugar de matarlas las rescaten”.

Las abejas se refugian en la ciudad debido a la devastación de las selvas de Cancún, por eso es normal hallarlas en las estructuras de los espectaculares, en un cajón o llantas.

Ellas son una especie de termómetro para conocer el nivel de espacios naturales que tiene Cancún así como el tipo de floración que tiene, aunque a decir de Elmar en esta ciudad hallan flores de temporada y fuera de ella debido a la existencia de plantas traídas de otras zonas del país.

“La melipona es una abeja especial, ella no consume azúcar de paletas o artificial, ellas se especializan en floración, me he dado cuenta que miden el nivel de naturaleza que hay en la ciudad, porque sólo se alimenta de las flores, entonces sí hay mucha flor la colmena va a tener una gran cantidad de miel, pero si en el lugar no hay vegetación se mueren o habría que alimentarlas”, dijo Penagos Romero.

Afortunadamente las colmenas de este tipo de abejas que ha rescatado produjeron poco más de un litro de miel este año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios