19 de Octubre de 2018

Chetumal

Alarmante contaminación de la Laguna de Bacalar

La falta de alcantarillado y la salida de drenaje de casas y hoteles son la principal fuente de suciedad.

La contaminación de la laguna de Bacalar es alarmante. (Ángel Castilla/SIPSE)
La contaminación de la laguna de Bacalar es alarmante. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Alarmante contaminación de la Laguna de BacalarCompartir en Twiiter Alarmante contaminación de la Laguna de Bacalar

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Existe un problema ecológico fuerte y grave de contaminación que atañe a la Laguna de Bacalar desde hace 11 años, reconoció Luisa Isaura Falcón Álvarez, investigadora del Instituto de Ecología (INE), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En mayo de este año, además de encontrar una costra purulenta y floculante en el fondo de la Laguna, con algas en espera de nutrientes para crecer, no se encontró ningún sitio de crecimiento de estromatolitos.

Los términos empleados por la especialista para describir la forma de contaminación, refieren a una costra tendida en el fondo de la laguna, capa que a su vez retiene una sustancia química que aglutina sólidos en suspensión que fungen como nutrientes para una variedad de algas que liberan toxinas.

También te puede interesar: Aguas negras opacan la belleza de Laguna de Bacalar

“Lo que dice la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) es que sí hay un problema, si la Profepa estuvo vigilando y desde cuándo, pero lo que es claro es que mucha gente se está dando cuenta de que hay un problema ecológico fuerte y grave que atañen a la Laguna de Bacalar y no solo es responsabilidad de los municipios, sino del Estado”.

Falta de alcantarillado 

El principal problema de contaminación provine de la falta de alcantarillado y la salida de drenaje de casas, hoteles, campos agrícolas que drenan a la laguna y constan de micro-organismos que provocan florecimiento masivo de algas por eso cambia el color de la laguna.

“Las algas liberan cianobacterias que además son tóxicas y diatomeas aumentan su densidad en el agua tibia, clara de Bacalar cuando entran los nutrientes. En el momento que cambia el agua de azul, o transparente a verdoso es una consecuencia, significa que ha ido en aumento la densidad de micro-organismos”.

Falcón Álvarez consideró que el gobierno ha hecho recomendaciones que no se están cumpliendo porque hacer un sistema de alcantarillado y conectarse al sistema de drenaje cuesta dinero, sin embargo, es más costoso perder el ecosistema, porque también generará problemas de salud.

“Tiene que haber tolerancia cero, porque los organismos que se producen en el agua producen ciano-hepatotoxinas, y ciano-toxinas que afectan el hígado, el cerebro y todo el sistema neurológico. Es más costoso empezar a tener niños con deformaciones, aumento en el cáncer, por mucho que lo que puede ser tener agua limpia”, destacó la investigadora.

“Hay casos de gente que viene a la laguna y sale con infecciones en la piel, infecciones graves en los ojos. A alguien se le ocurrió decir que untarse el sedimento de los estromatolitos rejuvenece la piel, cuando en realidad son toxinas acumuladas, que podrían dejar ciega a alguna persona”.

Lo anterior, dijo, es porque el agua que utiliza la población de Bacalar, viene de la propia laguna y, si tiene toxinas, la gente se va a enfermar.

El agua tiene que ser la prioridad, tanto para las autoridades como para la ciudadanía, sobre todo los que habitan en los 42 kilómetros que comprenden el sistema lagunar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios