15 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Albergue vela por una mejor vida

Se atienden a personas con sida o enfermedades terminales.

El Hogar Cafarnaum se encuentra en la Ciudad de la Alegría. (Sergio Orozco/SIPSE)
El Hogar Cafarnaum se encuentra en la Ciudad de la Alegría. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Albergue vela por una mejor vidaCompartir en Twiiter Albergue vela por una mejor vida

Rubí Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La mirada tierna de Mildred N, una menor en edad adolescente, recargada en el enrejado del Hogar Cafarnaum, residencia de niños y adultos con sida o enfermedades terminales, denota la inocencia y alegría de su niñez.

Mildred N, recibe con una sonrisa a todo aquel que se acerca y aunque no habla bien, se logra entender un “hola”, al preguntarle su nombre o el porqué está sola en la puerta del hogar, la frase que repite constantemente entrecortada y apenas entendible es “no está la madre”, refiriéndose a la monja encargada, luego de unos segundos se alejó.

Decenas de casos se encuentran en cada uno de los hogares con los que cuenta la Fundación Ciudad de la Alegría, ubicada en carretera a Mérida,  kilómetro 308.6, lugar que alberga a ancianos, mujeres violentadas, hombres en situación de calle y niños, jóvenes o adultos que deseen concluir sus estudios, comentó Patricia López Mancera, directora de desarrollo institucional en Ciudad de la Alegría. 

Espera visita

Dentro del Hogar de los Ancianos, a la orilla de un lindo jardín, se encuentra sentada en una banca Yola, una mujer de edad avanzada, con mirada triste y una sonrisa en los labios, en sus manos frágiles destacan sus uñas largas pintadas de color rojo. Con lágrimas en los ojos, Yola mencionó tener poco más de un año en Ciudad de la Alegría y haber sido llevada al hogar por uno de sus cinco hijos, destacando que espera pronto ser visitada por sus nietos.

Carencias

Martha Chávez López, monja encargada del Hogar de los Ancianos, afirmó que 44 personas de la tercera edad se albergan en el lugar y que a pesar de que existe una cuota de recuperación establecida de 10 mil pesos mensuales, en ninguno de los casos se cubre en su totalidad, por lo que las necesidades son muchas y resaltó que lo primordial en este momento es contar con una camilla con ruedas para facilitar el desplazamiento de los enfermos. 

Susana Arguello Gordillo, directora del Hogar Formativo Don Bosco, comentó que la institución actualmente cuenta con 50 alumnos que cursan la primaria, secundaria o preparatoria y que el programa está avalado por el Instituto Estatal de Educación para Adolescentes y Adultos (IEEA).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios