06 de Diciembre de 2019

Cancún

Alcoholímetro en Cancún: Ya no soplarán las manos, usarán aparatos

Aseguran que soplar en las manos es lo más antihigiénico que pueda haber.

En el alcoholímetro se harán dos pruebas, una cuantitativa y una cualitativa. (Karim Moisés/SIPSE)
En el alcoholímetro se harán dos pruebas, una cuantitativa y una cualitativa. (Karim Moisés/SIPSE)
Compartir en Facebook Alcoholímetro en Cancún: Ya no soplarán las manos, usarán aparatosCompartir en Twiiter Alcoholímetro en Cancún: Ya no soplarán las manos, usarán aparatos

Enrique Huerta/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Agentes de Tránsito en Benito Juárez dejarán de usar sus manos para determinar si los automovilistas tienen el nivel de alcohol para enviarlos al “Torito”; a partir de hoy utilizarán aparatos para llegar a dicha conclusión métrica.

Jesús Salas Cruz, director de Tránsito municipal, indicó que adquirieron cuatro aparatos que constan de una pipa larga en la que el conductor deberá soplar y así ya no lo hará en las manos del agente.

También te puede interesar: Alcoholímetro deja millonaria recaudación en Playa del Carmen

El aliento que salga del cuerpo del conductor detenido para realizar la prueba de alcoholemia serán “analizados” por el dispositivo, el cual a través de unas luces determinará si la persona se podrá ir o será detenida.

“Una luz se encenderá y depende de la luz: si sale roja, se determinará que es necesario que el conductor descienda de su vehículo para una revisión; si sale verde, podrá seguir su camino sin problema”.

El segundo aparato es similar, sólo que éste tendrá una impresora en la que se establecerán los grados de alcohol del conductor, así como el nombre a quien le aplican dicha prueba, y el resultado determina el grado de alcohol en la sangre.

Señaló que la Dirección de Tránsito aplicará de manera oficial ambas pruebas el día de hoy, aunque primero utilizará cuatro aparatos de pipetas de 20 que llegarán posteriormente al municipio.

“Con esto ya no será de que ‘no olía, pero el policía decía que sí’. No hay forma, es el uso de equipo adecuado, tanto cuantitativo como cualitativo”.

Por su parte, Jorge Aguilar Osorio, secretario general del Ayuntamiento de Benito Juárez, indicó que con estas pruebas se acabaron las revisiones en las que los agentes usaban las palmas de sus manos.

“Se harán dos pruebas, una cuantitativa y una cualitativa, con lo que ya no va a ser soplar en las manos porque eso es lo más antihigiénico que pueda haber”.

Tras salir de una reunión en la Comisión de Seguridad Pública y Tránsito municipal, señaló que también se consensaron otros cambios en el programa de Alcoholímetro, como la utilización de cámaras y la presencia de jueces cívicos en el lugar, quienes infraccionarán a las personas que no aprueben las pruebas.

Asimismo, dijo que avanzó la propuesta que permitirá al conductor que no pase las pruebas de alcoholemia optar por el pago de una multa o realizar 40 horas de trabajo en favor de la comunidad, a cambio de quedar retenido en el Centro de Retención –llamado popularmente como “Torito” –, de acuerdo con el nivel de embriaguez.

En ambos casos, los vehículos serán retenidos y los conductores deberán pasar por unas pláticas preventivas en el Instituto Municipal contra las Adicciones.

Estas modificaciones se pondrán a discusión en la próxima sesión de Cabildo, agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name