22 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Nadie se salva del SAT; dan de alta hasta a pepenadores

Son contribuyentes dueños de vulcanizadoras, taquerías, taxistas e incluso quienes reciclan basura.

El SAT afirma que ha sumado a su base de contribuyentes a pequeños negocios, como tortillerías y hasta a pepenadores. (Adrián Barreto/SIPSE)
El SAT afirma que ha sumado a su base de contribuyentes a pequeños negocios, como tortillerías y hasta a pepenadores. (Adrián Barreto/SIPSE)
Compartir en Facebook Nadie se salva del SAT; dan de alta hasta a pepenadoresCompartir en Twiiter Nadie se salva del SAT; dan de alta hasta a pepenadores

Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene cautivos a todo tipo de negocios, incluso “a la gente que se dedica al reciclado de basura” que han engrosado el número de contribuyentes en el Estado, aseguró Alberto Jiménez Bobadilla, administrador  local de Servicios al Contribuyentes de la zona norte.

Contrario a los señalamientos del presidente del Colegio de Contadores de la Riviera Maya, Pedro Escobedo Vázquez, respecto a que las reglas tributarias mandaron al menos a 800 comerciantes a la informalidad en 2014, el funcionario federal dijo que hay cifras oficiales que muestran un efecto contrario.

“La información oficial de crecimiento la tiene el SAT, pero te puedo asegurar que ha aumentado y ha crecido. El Registro Federal de Contribuyentes ha crecido”, afirmó Jiménez Bobadilla, aunque no ofreció cifras claras al respecto.

Agregó que todo aquel que tenga una ganancia con actividad económica tiene que estar registrado: “vulcanizadoras, torterías, taquerías, taxistas, la gente que se dedica al reciclado de basura, todos ellos se están afiliando, y no aquí, a nivel nacional”.

Defendió que el uso de la tecnología como canal y plataforma para hacer las contribuciones, es una ventaja para los comerciantes, e incluso ofreció la asesoría del SAT para realizar todos los trámites correspondientes para las declaraciones de impuestos.

Contadores ven el otro lado de la moneda

Sin embargo, para los profesionales de la contaduría el escenario es otro, pues “proveerte de un buen sistema (de tecnología) y el pago de un contador eroga una inversión de más de 20 mil pesos, y hay que  ser honestos, pero los propietarios de los pequeños negocios no tienen el dinero suficiente para pagarlo, por eso deciden no hacerlo, aunque es a la larga contraproducente”, dijo en días pasados Escobedo Vásquez.

Jiménez Bobadilla invitó a quienes no se hayan registrado en el SAT a que lo hagan y consideren las reglas de tributación, especialmente para el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), que indica que quienes tienen ganancias menores a 100 mil pesos no pagarán ISR, además de los apoyos que da el gobierno federal en descuentos del 100% en el pago de ISR a empresas que ganen más de 100 mil pesos durante el primer año en el RIF, los cuales disminuyen 10% anualmente.

“Todos los apoyos ayudarán a que estas empresas que estaban en la informalidad vayan creciendo poco a poco”, comentó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios