16 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Bajar de peso, entre los propósitos de año nuevo

Nutrióloga recomienda dietas que se ajusten al organismo y que se puedan cumplir todo el año.

El adelgazar o hacer ejercicio es una promesa que es frecuente en año nuevo. (Redacción/SIPSE)
El adelgazar o hacer ejercicio es una promesa que es frecuente en año nuevo. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Bajar de peso, entre los propósitos de año nuevoCompartir en Twiiter Bajar de peso, entre los propósitos de año nuevo

Lara Alfaro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Para el Año Nuevo uno de los propósitos que más hacen, tanto hombres como mujeres, es bajar de peso. Muchos comienzan enero dispuestos a hacer dietas, inscribirse en un gimnasio o hacer ejercicios. Según la nutrióloga, Avril Gastellú, del Centro Médico Heilen Med, estas promesas deben cumplirse todo el año y no pretender bajar de medidas en un mes, para luego romper la rutina alimenticia.

“Es importante que todas las dietas se ajusten al organismo de cada paciente y a su estilo de vida, no se puede tratar de romper con los hábitos de alimentación de una persona de forma radical, ya que trae como consecuencia que en poco tiempo gane nuevamente peso”, dijo.

Dos grupos

La Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología señala en su página web los diferentes tipos de regímenes alimenticios que actualmente hay, estos se dividen en dos grupos: estructura de los alimentos y por sus nutrientes.

Los métodos para bajar de peso son los elaborados en base a objetivos, que son las dietas de reducción y las de mantenimiento.

Las primeras se clasifican en dietas fijas, que establecen los alimentos que se deben consumir; intercambiables, ofrecen una lista de equivalencias entre alimentos y las prefabricadas, que entregan porciones diseñadas o usan malteadas y licuados energéticos.las basadas en nutrientes son las siguientes:

Bajas en calorías: Restringe la cantidad de alimentos, sin importar el origen de los nutrientes, se enfoca en disminuir las calorías ingeridas, se logra perder peso de forma rápida, pero suelen ser desbalanceadas, las dietas extremas y perjudiciales para la salud suelen pertenecer a este grupo.

Baja en carbohidratos: Resulta más fácil eliminar carbohidratos que calorías, pero la ausencia de este grupo de alimentos puede traer problemas en el cerebro, ya que este órgano se alimenta exclusivamente de ellos. Baja en grasas: Permite controlar el colesterol y los triglicéridos, existen sustitutos de las grasas que suelen ser apetecibles, pero no es recomendable suprimirla del todo, a menos que sea indicación médica.

Evita el ‘rebote’

Las primeras permiten perder peso de forma controlada y los alimentos son variados, puede ser difícil al comienzo, porque se trata de cambiar hábitos alimenticios. La segunda evita el fenómeno de rebote, una vez que se logra el peso ideal, y puede mantenerse por años ya que permite estar saludable.

Otra de las formas buscadas para el control de peso es el consumo de productos adelgazantes, que van desde sustitutos de desayunos y cenas, inhibidores del hambre, quemadores de grasa y geles reductores. Mary Contreras, encargada de una tienda de suplementos alimenticios, dijo que el 70% de sus clientes compra productos para adelgazar, estos van dirigidos a mayores de 18 años y tanto mujeres como hombres lo adquieren por igual.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios